México

Bajío >< San Sebastián Bernal >< Guía

Guía de San Sebastián Bernal, un Pueblo Mágico a las faldas de una enorme peña

San Sebastián Bernal es el arquetipo de pueblo colonial de México. Sus calles adoquinadas, sus tradiciones y su enorme peña lo convierten en un destino ideal para escapar un fin de semana.

Por Judith Campiña
junio 2020

Guías de México
en Travesías

Querétaro es un estado polifacético: una ciudad moderna y también una reserva natural enorme y generosa. Quizá por eso seis de sus territorios fueron declarados Pueblos Mágicos, entre ellos por supuesto San Sebastián Bernal. Un sitio pequeño, colorido y muy tradicional en el centro de México. Para conocerlo bien basta pasar un par de días entre sus calles del centro y dejarse atraer por las actividades de aventura y descanso que ofrece.

 Este pueblo —que hace muchos años fue minero— es el arquetipo de los destinos más pintorescos del país: es pequeño, colorido, tranquilo y muy lindo. Por la cercanía con la Ciudad de México es un ideal para conocer en un par de días o en un puente vacacional.

 Su Centro Histórico es el cuadro que reúne todas las propuestas que hay que conocer. Es muy recomendable recorrerlo en un tranvía turístico primero y después caminar hacia los lugares que más hayan captado la atención durante el trayecto. Entre sus calles es fácil encontrar las muestras más sabrosas de su gastronomía: las gorditas de maíz quebrado rellenas de carne de cerdo en chile verde y las enchiladas de chile rojo martajado con cecina encima son una delicia.

Este pueblo —que hace muchos años fue minero— es el arquetipo de los destinos más pintorescos del país.

Asimismo, la peña de Bernal es uno de los principales atractivos turísticos del pueblo y se ha convertido en un ícono del estado mexicano. Los principales atractivos que cautivan a los viajeros a este lugar son ecoturísticos; es perfecto para los amantes de las caminatas y del rappel por sus colosales paredes.

 También se pueden realizar, si se prefiere, una gran cantidad de actividades bajo techo. Quedarse en el restaurante que está en la primera explanada de la peña, antes de que la subida se ponga más retadora. En ese mismo espacio hay muchos artesanos que venden sus productos, que van desde joyas hasta pequeños pedazos de piedra que se desprenden de la mística peña.

Aquí se puede desde escalar o hacer senderismo, hasta pasar la tarde en un restaurante contemplando el paisaje.

Qué hacer

Comer en El Mezquite. Este restaurante está en una de las casas más antiguas del centro de San Sebastián Bernal. En la terraza se sirven —a la sombra de un mezquite de más de 600 años— platillos típicos queretanos con el toque de la cocina de casa. El patio de la propiedad es un área de degustación de vino y queso de la zona y una especie de bazar de arte donde se puede conseguir un buen souvenir del viaje.

Comprar textiles. Muchos artesanos de San Sebastián Bernal se dedican, desde hace más de 100 años, al tejido de textiles de lana. Aquí hay oportunidad de comprar las fundas para los cojines de la sala; hay piezas realmente lindas.

Conocer el lado B de la peña con Ecoturismo Los Cuervos. Con ayuda de un guía se puede llegar a partes de la peña de Bernal a las que nadie más tiene acceso. Es una especie de tour-safari, en el que se muestra la flora y la fauna endémicas, las cuevas de la parte trasera de la roca, algunas pinturas rupestres y un refugio chichimeca. También hay oportunidad de participar en una ceremonia de purificación en este mágico lugar.

Recorrer Viñedos Donato. Ésta es una de las casas vinícolas más sofisticadas de Querétaro. Se puede conocer en un recorrido por los viñedos o en una degustación de sus vinos premiados en las bodegas de la propiedad. A la hora de la comida nada como una mesa en su restaurante especializado en cortes de carne de crianza propia. Las mesas con la mejor vista de la peña de Bernal también dan al viñedo de Donato.

 Visitar el Rancho La Hondonada, a menos de media hora del Pueblo Mágico de San Sebastián Bernal. Es una institución en la elaboración de quesos de la región, cuyos productos, Flor de Alfalfa, son reconocidos en todo el país. Lo mejor es tomar alguno de los tours de la casa, en los que se conocen las praderas de libre pastoreo, el proceso de elaboración artesanal de todos los derivados de la leche y la sala de catas en las que, además, es posible probar sus quesos en maridaje con vinos queretanos.

Partir de San Sebastián Bernal a una ruta independiente de vinos y haciendas. El municipio queretano de El Marqués tiene un circuito excepcional de vino y está muy cerca del Pueblo Mágico. Hay que aprovechar esta conveniencia geográfica para conocer las vinícolas que están poniendo a Querétaro en el mapa la viticultura mexicana.

Dónde dormir

Posada Mesón de San José $

A San Sebastián de Bernal se viene a descansar y eso lo tienen muy presente en la . A pesar de que está en el centro del pueblo, las habitaciones se mantienen alejadas del bullicio de las calles. En los espacios predomina el ambiente rústico, además la vista de la peña desde el hotel es espectacular. Reservaciones: 441 296 4000.

Casa Mateo $$

Este hotel boutique, también en el centro de Bernal, tiene apenas 18 sencillas y elegantes habitaciones, por lo que el servicio en ellas es casi personalizado. Una de sus áreas más lindas es la alberca que armoniza perfectamente con la monumental peña de fondo.

$ menos de 1000 MXN
$$ 1000-2000 MXN
$$$ 2000-5000 MXN
$$$$ Más de 5000 MXN

 Cuándo ir

Bernal es un destino que se puede conocer en cualquier época del año, porque su clima es muy amigable. Si lo que se busca es recargar energías, el equinoccio de primavera es la época perfecta para la visita.

Cómo llegar

Para llegar a San Sebastián de Bernal hay que hacerlo en coche. Desde la Ciudad de México, el trayecto toma poco más de dos horas y media. Por su parte, de la Central de Autobuses del Norte salen camiones a la peña. Hay que tomar en cuenta que hacen una hora más de camino porque se detienen en algunos pueblos queretanos antes de llegar a Bernal.


Inspiración Travesías