México

Centro y Golfo >< Puebla >< Guía

Guía de Puebla: la ciudad colonial más moderna de México

Puebla fue nombrada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO gracias a su enorme riqueza cultural y gastronómica. Una ciudad única en la que conviven espacios tradicionales y propuestas más modernas.

Por Judith Campiña
Fotografía de Adam Wiseman
julio 2020

Guías de México
en Travesías

Puebla es una ciudad colonial que combina su pasado histórico con un nuevo, moderno y sofisticado horizonte arquitectónico, gastronómico y cultural. La cuarta ciudad más grande de México y la representante del barroco novohispano por excelencia y, sin embargo, es una urbe que siempre se reinventa y ofrece a quienes la visitan iniciativas nuevas y emocionantes.

Ya sea que los viajeros vayan en busca de lo tradicional o de lo moderno, la brújula de un viaje a Puebla siempre es el Centro Histórico, por su enorme muestra de arquitectura virreinal. Un ejemplo de ello es la Catedral de Nuestra Señora de la Inmaculada Concepción y la impresionante Capilla del Rosario —a un costado del Templo de Santo Domingo—, una de las expresiones artísticas y arquitectónicas más elaboradas del barroco.

biblioteca palafoxiana

La Biblioteca Palafoxiana es la más antigua del país.

La Biblioteca Palafoxiana es un placer literario y arquitectónico en igual medida. Con la primera donación hecha por Juan de Palafox Mendoza en 1646, este recinto se convirtió en la primera biblioteca pública de América, y hoy alberga más de 45,000 volúmenes en las estanterías de madera originales.

La cuarta ciudad más grande de México y la representante del barroco novohispano por excelencia.

 La gastronomía de Puebla es considerada una de las mejores de México y con mucha razón. Los ingredientes, las técnicas de cocina y su ejecución hablan de la herencia barroca y prehispánica. Entre sus más altos representantes están el complejo mole poblano, que lleva hasta 70 ingredientes, y los chiles en nogada, que muchos consideran el platillo mexicano por excelencia.

puebla

Ir a Puebla es hacer un viaje gastronómico.

 Al noreste del Centro Histórico se encuentra Angelópolis, el distrito financiero y comercial de Puebla, en el que las propuestas de cultura y entretenimiento conviven en un ambiente moderno. El Parque Lineal es un espacio abierto en el que se puede conocer el Jardín del Arte y el Ecoparque Metropolitano, dos áreas verdes con lagos artificiales y juegos infantiles en el que los habitantes de la zona salen a caminar, hacer ejercicio y pasear a las mascotas.

puebla

En Puebla el pasado y el presente se mezclan magistralmente.

También en Angelópolis está el Museo Internacional del Barroco, una obra del arquitecto japonés y ganador del premio Pritzker 2013 Toyo Ito, un gigante y ondulado edificio blanco que se complementa con la vegetación del lugar. En este modernísimo museo se exhibe una buena colección de arte barroco entre pinturas, objetos de la vida diaria, esculturas y maquetas que se complementan con pantallas multimedia. El espacio es uno de los más fotografiados del estado por su belleza.

Existen tres sitios arqueológicos cerca de Puebla: Amalucan, Cholula y Manzanilla.

Qué hacer

Comer en el restaurante Casa Reyna. La experiencia gastronómica de este restaurante es reconocida por los propios locales como una de las más auténticas ejecuciones de la comida poblana. En la carta hay platos típicos riquísimos, como el mole poblano y la tinga de pollo, y platos de temporada como sus reconocidos chiles en nogada, escamoles y mole de cadera.

Comprar antigüedades en el Callejón de los Sapos. Esta vía reúne las tiendas de artesanías y antigüedades que pueden ser un buen recuerdo de un viaje a Puebla.

Conocer el Museo Amparo, una de las instituciones culturales de la ciudad. Su mayor exposición está compuesta de arte prehispánico y virreinal, pero también hay muestras de arte contemporáneo.

Subir a la terraza del museo por un café es la mejor manera de ver caer la tarde sobre el horizonte de cúpulas poblanas.

Ir al sitio donde se libró la Batalla de Puebla. En la zona histórica Los Fuertes, donde el ejército mexicano derrotó al francés en la Segunda Intervención Francesa, se encuentran las fortalezas que ayudaron a obtener la victoria mexicana.

Tomar un trago en La Pasita. En la esquina de Avenida 5 Oriente y el Callejón de los Sapos se encuentra esta cantina que tiene más de 100 años de historia.

Visitar el taller y galería de Talavera de la Reyna. A poco más de 23 kilómetros del centro de Puebla se encuentra una de las casas tradicionales que tienen denominación de origen en la creación de talavera. Hay tours en los que se puede conocer el proceso tradicional de la elaboración de cerámica y de decorado de las piezas.

pueblo

Puebla fue nombrada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO.

Dónde dormir

La Purificadora $$$

Un hotel boutique que, gracias la visión de Grupo Habita, convirtió una antigua planta purificadora de agua en un hospedaje de lujo. En la terraza hay bar, alberca y gimnasio, y es uno de los espacios favoritos de los huéspedes.

Casa Reyna $$

Este hotel de apenas 10 habitaciones se ubica en el espacio que ocuparon tres casas de origen novohispano en el siglo XVI. Por dentro todo es elegancia, color y detalles mínimos que evocan luz. El ejemplo perfecto de que Puebla es una ciudad clásica y moderna a la vez.

$ menos de 1000 MXN
$$ 1000-2000 MXN
$$$ 2000-5000 MXN
$$$$ Más de 5000 MXN

puebla

El Museo Amparo es una parada obligada en Puebla.

Cuándo ir

El clima poblano es tan amigable que cualquier temporada del año es un buen momento para viajar a este destino. A mediados de julio da inicio la temporada de chiles en nogada —uno de los platos que dan identidad al estado— y se extiende hasta la última semana de septiembre; en estos meses del año muchos viajeros nacionales y extranjeros llegan a visitar la ciudad.

Cómo llegar

Puebla está a sólo dos horas en carretera de la Ciudad de México. El camino es amistoso y los paisajes montañosos que se ven en este viaje en carretera son cautivadores.


Inspiración Travesías