abril 30, 2019
Amangalla, un hotel en Sri Lanka con elegancia colonial
Redacción Travesías

Rincones de hospedaje íntimos y exclusivos con menos de 35 habitaciones.

CON ENCANTO

Ubicado dentro de las murallas de la fortaleza histórica de Galle, el edificio que alberga al hotel tiene más de 300 años. El espacio que fue sede para oficiales holandeses se convirtió en hotel en 1860, para después entrar en el portafolio de Aman en 2005. Muchas de las características originales del inmueble —como la piedra y el piso de teca— se han conservado, lo que lo vuelve un ejemplo clásico de elegancia colonial.

Habitación

Verandah Chamber, por sus elegantes terrazas con vista al jardín.

Amangalla

Número de habitaciones

Cuenta con 28 habitaciones.

Espacio público

El jardín principal ofrece un refugio sereno para relajarse después de un día explorando la ciudad y sus alrededores.

Amangalla

Platillo

Curry de Sri Lanka, el platillo insignia.

Bebida

El té de la tarde de Amangalla, que se prepara con las mejores variedades de Ceilán y se puede tomar junto a la piscina, en el comedor Zaal, en el balcón o en el porche de la biblioteca.

Amangalla

Lo imperdible

Ubicado en el segundo piso del edificio principal, y con vista a los antiguos techos de tejas del fuerte, el “balcón del atardecer” es el lugar perfecto para disfrutar de un coctel mientras baja el sol.

10 Church St, Galle, Sri Lanka

***

Este hotel forma parte del especial 52 Hoteles de Travesías

Mandarin Oriental Bangkok, famoso por su estilo y elegancia
Alvear Palace Hotel, un referente majestuoso de Buenos Aires
Parador de Santiago de Compostela, uno de los hoteles más viejos del mundo

Más Leídas

Ver Más