diciembre 20, 2019
Ford Escape 2020: a Querétaro en carretera
Contenido Patrocinado

Viajar en carretera nos ayuda a redescubrir nuestro país.

Pese a que es reconocida como una ciudad industrial, Querétaro también es arte, gastronomía, viñedos, arquitectura y, por supuesto, un destino en el que están las cordilleras más imponentes de México, las de la Sierra Gorda, área natural protegida más ecodiversa del país con una extensión de más de 3,800 km2 (casi la tercera parte del estado).

Dada su cercanía a la Ciudad de México, lo ideal es llegar en automóvil. Adentrarse en la carretera y hacer de esta visita toda una experiencia. 

Desde la Ciudad de México hay que salir por Cuatitlán para tomar la autopista México-Querétaro, con rectas largas y pocas curvas. Se recomienda iniciar el viaje a las siete de la mañana para evitar el congestionamiento de trailers, camiones de carga o servicio.

En el trayecto hay dos paradas opcionales. El Parador Turístico San Pedro para comer enchiladas y tacos dorados, o la Barbacoa Santiago, donde se puede pedir por taco, por kilo o para llevar, además de piezas de pan dulce, atoles y tamales.

Dicho lo anterior, y para aquellos que buscan inspiración, aquí les dejamos una lista con recomendaciones de qué hacer, qué ver y dónde comer en Querétaro.

Planta Alta Cocina

Ubicado en lo que era una nave de textiles y con un menú que se reinventa cada temporada, en este restaurante lo común es que al llegar se le ofrezca a los comensales una cerveza artesanal fresca y oscura, con notas suaves. Como entrada, recomendamos las alcachofas a la parrilla bañadas con un poco de pesto, o los tuétanos asados. También está el risotto con camarones y mucho parmesano (con una consistencia perfecta), el taquito de pork belly a la leña o un corte New York madurado en casa. Para cerrar hay que pedir una pavlova  aderezada con frutos rojos.
Encuentra más información aquí.

Peña de Bernal

Peña de Bernal, el tercer monolito más alto del mundo después del de Gibraltar y Río de Janeiro, solía ser un volcán hasta que su lava se enfrió y se solidificó, por lo que la erosión dejó al descubierto la enorme piedra. La mejor manera de conocer esta estructura es a bordo de un vehículo que permita recorrer el terreno sin dificultares, mientras se disfrutan vistas espectaculares y poco exploradas. Bernal es también un Pueblo Mágico por el que se entra a Tequisquiapan, una localidad enclavada en la región vinícola del estado con un puñado de bodegas, vinos y quesos para degustar.

peña de bernal querétaro

Peña de Bernal está a solo una hora de Querétaro. Foto: Anibal Barco.

Casa de los Cuatro Vientos

Se trata de un alojamiento en lo alto de una montaña de Pinal de Amoles. Para llegar ahí hay que atravesar bosques y arroyos. Aunque esta gran casa cuenta con diversas actividades para distintos tipos de viajeros, su opción principal es la cabaña-loft con capacidad para cuatro personas; cuenta con chimenea, baño completo, comedor, cocineta, terraza y área de asador. A los alrededores del predio se pueden hacer largos recorridos; uno de ellos es al mirador Cuatro Palos con una impresionante vista del semidesierto queretano.
Encuentra más información aquí.

Sierra Gorda

Una de las actividades más fascinantes para realizar en Querétaro es la de recorrer los senderos de la sierra. Para vivir esta experiencia de una mejor manera se recomienda estar acompañado de un guía para evitar perderse entre los caminos, y para apoyar la economía local. Una de las veredas más concurridas es Puente de Dios, famosa no sólo por su paisaje y cascadas, sino porque ahí se realiza el avistamiento de guacamayas. Eso sí, los paseos son limitados para evitar que las aves se sientan acosadas; por desgracia, han dejado de anidar en la zona debido a la alta cantidad de turistas.
Encuentra más información aquí.

La asombrosa Sierra Gorda

Sierra Gorda de Querétaro. Foto: Ritta Trejo.

Sobre la nueva Ford Escape 2020

Inspirada en los autos más icónicos de la marca, el Mustang y el Ford GT, la nueva Ford Escape 2020 tiene una impresionante armonía entre diseño, tecnología y belleza, y sustentabilidad.

Ford Escape tiene dos versiones: la SE Sport Hybrid, que cuenta con un motor híbrido de ciclo Atkinson de 2.5L con batería de iones –litio de 1.1 kilovatios, y la Escape Titanium, con un motor 2.0L I4 EcoBoost® y una nueva transmisión automática de ocho velocidades.

Ambas cuentan con la tecnología de asistencia de manejo Co-Pilot360®, misma que facilita todas las maniobras en cualquier terreno. Además cuenta con asistencia de pre-colisión, el volante anti-colisión, el monitoreo de punto ciego, su sistema de preservación de carril y control de crucero adaptativo y tecnología stop & go. 

Más Leídas

Ver Más