noviembre 6, 2018
Whistler: más cerca de México que nunca
Redacción TravesíasFotos: cortesía de Whistler

En los últimos años, Whistler ha demostrado ser uno de los resorts preferidos por el mercado mexicano.

Resort conocido por su ambiente acogedor, su pintoresco pueblo peatonal y su proximidad con la aventura invernal, Whistler es un centro de esquí de clase mundial que ahora forma parte de Vail Resorts y del programa EPIC Pass (boleto de entrada a 65 resorts repartidos en ocho países por todo el mundo).

Este es el mejor momento para que familias enteras, grupos de amigos y amantes de la adrenalina viajen a Whistler, ya que no se requiere visa y volar a Canadá es cada vez más sencillo. Una vez allá, los visitantes encontrarán gente cálida y acogedora, un ambiente inclusivo y más de 38 pies de nieve con innumerables actividades de invierno para disfrutar dentro y fuera de las pistas.

Whistler se encuentra en la cordillera de la costa oeste de Canadá, lo cual garantiza un contacto directo e intrépido con la naturaleza, ofreciendo al mismo tiempo todas las comodidades que un resort de esquí de lujo puede dar: hoteles de clase mundial (la recomendación es reservar con antelación, sobre todo si el viajero piensa ir en Navidad o Semana Santa), spas, restaurantes, bares, tiendas boutiques de diseñadores locales e internacionales y locales que ofrecen todo lo necesario para quienes se inician en las actividades de nieve.

Whistler

 
Los principiantes pueden reservar una clase privada en la reconocida escuela de esquí de Whistler Blackcomb. El programa no sólo incluye una lección de primer nivel, sino que el instructor también sirve como guía personal y te enseña todos los escondites tanto de las pistas como del pueblo. Quienes toman lecciones cuentan con un status prioritario, por lo tanto, no tienen que hacer filas para subir al lift.

Como parte del EPIC Pass, Whistler Blackcomb se distingue por sus dos montañas contiguas, conectadas por la góndola Peak 2 Peak que sostiene el récord mundial Guinness por ser el lift más alto y largo del mundo. Whistler Blackcomb ofrece más de 30 000 km2 de terreno esquiable (el más grande de Norteamérica) y tiene una de las temporadas de esquí más largas, corriendo de noviembre a julio.

Whistler

 
Para aquellos que buscan aventuras de adrenalina en la nieve, Whistler ofrece —además de todas las pistas de esquí y de snowboard— la oportunidad de practicar skeleton, un deporte en el que uno se desliza por un carril de hielo alcanzando velocidades que a nivel olímpico superan los 130 km/h; esto en el Whistler Sliding Center, uno de los lugares anfitriones para los Juegos Olímpicos de Invierno 2010. También puedes probar la tirolesa, hacer salto de bungee y manejar motos de nieve. Para los que buscan experimentar aventuras más tranquilas, Whistler ofrece caminatas por el bosque nevado usando raquetas de nieve en los pies, paseos en trineos tirados por perros o caballos, patinaje sobre hielo y tubbing, entre muchas otras actividades aptas para toda la familia.

Whistler

 
Una vez fuera de las botas de esquí, las chamarras y los gorros, relajarse con un masaje en alguno de los spas es esencial para el cuidado del cuerpo después de hacer tanto esfuerzo físico. Scandinave Spa, por ejemplo, ofrece una experiencia única al aire libre en la que contrastan temperaturas, un básico que cualquiera que vaya a Whistler tiene que probar en su viaje.

Muchos visitan Whistler por primera vez debido a su excelente reputación, a que siempre tiene buena nieve y por sus inigualables paisajes; y muchos más regresan, al menos una vez al año, por razones que únicamente se descubren estando allá.

Whistler

 

***

Más Leídas

Ver Más