Una cava bajo el mar - Revista Travesías
diciembre 18, 2017
Una cava bajo el mar
Loyda Muñoz

Croacia, uno de los países con el consumo más alto de vino, posee una bodega con una locación inmejorable: debajo del mar.

 

En las aguas de la península de Pelješac (Dubrovnik, Croacia) está la primera bodega submarina de vino de la región. Se trata de la bodega de Edivo Vina, una marca dedicada al vino, pero que destaca del resto por tener un proceso peculiar.
Este vino es único y el mar es una de las razones. Primero, envejece en la tierra por tres meses y se almacena en jarras hechas de arcilla, para después descender al mar por dos años. El material y la forma de la botella —con un cuello estrecho y dos manijas— le dan un sabor especial, en el cuál destaca un aroma a pino y sabores intensos, mientras que su reposo en el mar se debe a la temperatura del mismo y que la quietud de las aguas mejora su calidad.

Sin embargo, la marca tiene un compromiso con el ambiente y los océanos. Por ello, se aseguran de almacenarlas de manera adecuada: ponen un corcho y las envuelven en dos capas de hule para evitar que la presión reviente las botellas o bien, se filtre un poco de agua salada al interior.

Este año han abierto recorridos para aquellos visitantes interesados en descubrir cómo es el proceso de envejecimiento del vino bajo el mar. Todo comienza con un traje de buceo y un pequeño barco, después puedes descender para bucear y descubrir una cava original o un viejo barco en el fondo de la bahía Mali Ston.

Lo mejor es el producto final, tanto por su sabor, como p0r su estética rústica. Al terminar su proceso de envejecimiento, corales, conchas y otros sedimentos del mar se incrustan, dándole un aspecto de antaño. No obstante, en la tienda —a nivel de la tierra y no del mar— podrás comprar un ejemplar empacado en una caja de madera y conservar la botella de arcilla como una anécdota casi imposible.

Más Leídas

Ver Más