noviembre 10, 2017
Un hotel de hielo los 365 días del año
Loyda Muñoz

La arquitectura de hielo resguarda uno de los hoteles más desafiantes en Europa del Norte.

Jukkasjärvi es una pequeña aldea en Suecia, donde las luces tocan la tierra en tonos violeta, verdes y azules; los renos se pasean entre los árboles de bosques nevados y, 200 kilómetros al interior del Círculo Polar Ártico, se encuentra un hotel hecho totalmente de hielo: Icehotel.

Foto: Asaf Kliger

Icehotel comenzó su historia en 1989, como una exposición de esculturas de hielo. Para la ocasión se construyó un iglú, pero la asistencia superó toda expectativa y decidieron alojar a los visitantes en él con sacos de dormir. Desde entonces, se volvería una experiencia única.

Sin embargo, hasta hace menos de un año, cada primavera se cortaban bloques de hielo del río Torne, se guardaban y se comenzaba a diseñar, pero a partir de este invierno estará abierto los 365 días del año e inicia una nueva era.

Paradójicamente, han logrado evitar que la primavera acabe con su arquitectura entre mayo y septiembre. Este edificio con 20 suites, un bar que se modifica anualmente (con sedes en Londres y Estocolmo también) y una galería mantiene su temperatura de -5ºC gracias a paneles de energía solar.

Lo anterior contribuye a una filosofía sustentable: emisiones cero de CO2, consumo local de productos para evitar el uso de transportes que contaminan y la utilización de energía sustentable.

Foto: Asaf Kliger

Cada una de las habitaciones es distinta, sus instalaciones fusionan diseño con vanguardia y su ubicación lo hace ideal para ver auroras boreales (si tienes suerte), esquiar, pasear en trineos con huskies y disfrutar de paisajes nórdicos. Sin embargo, los detalles más finos —sin mencionar sus colaboraciones con más de 546 artistas—, como candelabros con mil cubos de hielo cortados a mano, muros de nieve con diseños espiralados y esculturas de seres míticos hechas de hielo o nieve con coronas de hielo, hacen de Icehotel un sitio inigualable.

No obstante, si quieres hospedarte aquí, deberás ser paciente y hacer tu reservación un año antes. Si te preocupa dormir en camas de hielo, dentro de un cuarto con paredes heladas y una arquitectura congelada, no te preocupes, ellos te darán los consejos necesarios y un sauna cada mañana para disfrutar al máximo de esta experiencia.

Foto: Asaf Kliger

 

 

Más Leídas

Ver Más