enero 1, 2018
Tulum on a budget
Redacción TravesíasFotos por Paulina Figueroa

Para vivir Tulum no necesitas un gran presupuesto, sino esta guía.

Aguas color turquesa, arena tan fina que parece polvo al tacto, noches estrelladas y amaneceres que navegan el naranja, el rojo, el rosa y el púrpura. Este es el paraíso en la tierra, es un rincón con maravillas incontables, es Tulum.
Más allá de sus ruinas arqueológicas y sus maravillas naturales, este destino en Quintana Roo ofrece una gran cantidad de opciones gastronómicas, de vida nocturna y compras. ¿Lo mejor? Hemos trazado una ruta por Tulum que no te costará miles de pesos y se aleja de las visitas turísticas para mostrarte los lugares más auténticos de la región.

Xcacel

Una reserva natural que se encarga de proteger la flora y fauna del lugar, pero que al interior alberga una playa con aguas tan claras que se distingue del resto de las playas de hoteles, y un cenote, donde podrás admirar la belleza del cuerpo acuífero y sus peces. Al estar escondida en una pequeña entrada sobre la carretera es un sitio poco concurrido. Entre laberintos de plantas, arena, iguanas corriendo de un lugar a otro y el sonido del mar en el fondo, descubrirás que es un santuario único. Además, puedes llevar alimentos para hacer un picnic debajo de las palmeras y dejarte llevar por la atmósfera de Xcacel, eso sí, hay que ser cuidadosos con la basura. Para entrar no hay un precio fijo, sino una colaboración voluntaria sin monto mínimo.

¿Cómo llegar?
14 kilómetros antes de llegar a Tulum verás una pequeña entrada con un discreto cartel color azul. Da vuelta a la derecha y sigue todo derecho por el camino.

Pancho Villa
Aquí podrás vivir el verdadero espíritu de Tulum: relajado, natural y un sentimiento imperante de “pura vida”. Además de ser un terreno dedicado al camping (es una sede perfecta para aquellos que buscan opciones de hospedaje barato, por lo que montan casas de campaña en medio de arena y palmeras), al llegar a la orilla del mar encontrarás una palapa con sillas dispersas en la playa. Se trata de Pancho Villa, un lugar perfecto para disfrutar de una comida casual y un par de cocteles mientras admiras el mar. Es un lugar pet-friendly, siempre hay buena música de fondo y gente con quien conversar alrededor. Su especialidad es la langosta y los tacos de pescado, sin mencionar una atmósfera casi mágica al atardecer.
¿Cómo llegar?
Dirígete a Playa Paraíso y sigue derecho. Verás muchos anuncios de lugares alrededor y en Pancho Villa, da vuelta a la derecha y estaciona. El resto del trayecto sólo se puede hacer a pie.

Ruta en bicicleta
 
Tulum destaca por ser uno de los destinos idóneos para ciclistas. De hecho, muchos hoteles ofrecen la opción de rentar bicicletas como parte del paquete y sobre la carretera de Tulum Ruinas podrás encontrar diversos lugares dedicados a ello desde 130 pesos el día completo. Al tener una ciclovía lateral a la vía principal (una calle ancha con dos sentidos) el camino es perfecto para que recorras el corazón de Tulum. Restaurantes, bares, tiendas de ropa y accesorios, un mirador por el cual desciendes a la playa y centros nocturnos son sólo algunas opciones que encontrarás aquí.

¿Cómo llegar?
Recorre la carretera Tulum Ruinas desde el principio hasta el final en la ciclovía.
     

Playa Pescadores

 

Justo a un lado de Playa Paraíso se encuentra Playa Pescadores. Este lugar es ideal si quieres contemplar la belleza del mar de Tulum, pero también buscas un poco de aventura. Viajes en lanchas, hacer snorkel para conocer un arrecife cercano y, con un vistazo, ver las ruinas arqueológicas son sólo algunas de las actividades que hacen de esta Playa una parada obligada si viajas a este destino. Aunque es importante resaltar que regularmente está concurrida, los restaurantes a la orilla serán tu mejor opción para disfrutar los sabores locales.

¿Cómo llegar?
Dirígete a Villa Pescadores y sigue derecho, pronto verás la playa.

Más Leídas

Ver Más