Playas del Caribe colombiano, paraíso tropical
diciembre 1, 2021
Playas del Caribe colombiano, paraíso tropical
Atelier

Del mar de los siete colores a playas paradisíacas, montañas, selvas y ríos, todo en una misma región.

Región: Gran Caribe colombiano

El Caribe colombiano es una mezcla fascinante para quienes buscan perderse y desconectarse en un pequeño pedazo de paraíso.

Las playas paradisíacas del Parque Tayrona. Getty Images.

Uno de los tesoros mejor guardados de Colombia son las playas del Parque Tayrona y sus alrededores. Mucho más allá de las largas y magníficas extensiones de arena blanca y agua cristalina, la mística de este paraíso del Caribe surge de verse circundado por la poderosa Sierra Nevada de Santa Marta. Y no es para menos, pues se trata de la cadena montañosa costera más alta del mundo, en la que se pueden encontrar todos los pisos térmicos, que van del cálido seco a las nieves perpetuas, y que es, además, hogar de milenarias culturas indígenas de profunda sabiduría ancestral.

Parque Tayrona desde las alturas. Getty Images.

De sus picos helados se desprenden lagunas de agua pura, cascadas poderosas en la mitad del bosque y ríos que desembocan en el mar, perfectos para hacer tubbing o un paseo en bote. Es también el hogar de una de las maravillas arqueológicas más impresionantes de Colombia: Ciudad Perdida, el centro urbano más importante de la antigua civilización tayrona, que es además Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO (véase la ruta Sólo en Colombia).

Ciudad Perdida, cuna de la civilización tayrona. Getty Images.

El pequeño enclave de Palomino, en el departamento de La Guajira, es uno de los más apetecidos para vivir esta experiencia completa. Aquí llegan los viajeros en busca de descanso, relajación e indulgencia para el cuerpo y la mente.

Desde sus playas maravillosas, la vista es imponente: sierra, mar y río. El ambiente es relajado y nunca faltará una hamaca para acompañar un buen libro o acompasar una merecida siesta tropical. Es también un excelente lugar para practicar senderismo o avistamiento de aves gracias a su abundante fauna endémica (véase Birdwatching por Colombia).

Algunos hoteles se han especializado en brindar terapias holísticas como reiki, cristales, sonido y la tradición ancestral de las culturas indígenas locales, como la del pueblo kogui. Por supuesto, el yoga y la meditación nunca faltan, y no sorprende que se haya convertido en un destino favorito para retiros y encuentros yoguis.

Getty Images.

Nuestro gran recomendado es el hotel One Santuario Natural, un lugar que respira paz en toda la extensión de la palabra. Sus miradores y búngalos son todo cuanto se necesita para una desconexión absoluta, que no estaría completa sin alguna de sus experiencias de sanación, como el detox iónico o una terapia de sound healing.

Alrededor de los pueblos de Buritaca y Guachaca también hay playas increíbles y las mejores opciones de hospedaje. Villa Playa Tayrona, en Los Naranjos, es una de nuestras favoritas por su ubicación privilegiada y por la experiencia de lujo que esta casa ofrece. Desde sus terrazas se puede ver el río Piedras donde desemboca en el mar, así como atardeceres que nunca, pero nunca, repiten sus tonalidades.

One Santuario Natural, paraíso natural y de relajación absoluta. Cortesía One Santuario Natural.

Recomendados Travesías

One Santuario Natural

santuario.one

Vía la Sierra, km 2, Palomino, La Guajira

+57 (316) 395 5997

 

Villa Playa Tayrona

villaplayatayrona.com

Los Naranjos, Magdalena

+57 (322) 771 4381

San Andrés y Providencia

Hablar del archipiélago de San Andrés y Providencia es referirse a influencias inglesas, españolas y afro. Es hablar de piratas y cuevas donde escondían sus tesoros. Es hablar de playas alucinantes y buceo excepcional, todo bañado por un ritmo criollo.

A 750 kilómetros del territorio continental colombiano, estas islas son una verdadera joya para vivir la enorme diversidad cultural del país. Reggae, soca y calipso mandan en esta parada, y su gastronomía es realmente única respecto a otras regiones del país. Sus aguas han sido llamadas “mar de los siete colores”, por las diferentes tonalidades que van desde el azul profundo hasta el aguamarina translúcido, salpicadas de los colores del arrecife de coral. Desde sus playas prístinas, este panorama que cambia con la luz es el alma de las islas.

Cuentan con más de 40 sitios para buceo; algunos de los más apetecidos son Blue Wall, con su acantilado de esponjas marinas; Trampa Tortuga, por su excelente visibilidad, y Bajo Bonito, para quienes busquen diversidad de especies subacuáticas.

Aguas cristalinas del Mar de los Siete Colores. Getty Images.

Recomendados Travesías

Casa Harb

Calle 11 #10-83, La Rocosa, San Andrés

casaharb.com

+57 (318) 397 2796

 

Más Leídas

Ver Más