Pacífico de mar y selva, el edén colombiano
diciembre 1, 2021
Pacífico de mar y selva, el edén colombiano
Atelier

A la rica biodiversidad, cultura musical y gastronómica de esta región del Pacífico colombiano se suma el oleaje perfecto para los deportes acuáticos.

Región: Pacífico colombiano

El Pacífico colombiano es la zona de mayor biodiversidad del país e incluso una de las más biodiversas del mundo. Sus selvas, además de estar bordeadas de playas infinitas, son también las más habitadas por fauna a escala global. Los paisajes y la cultura local, de mayoritaria ascendencia afro, maravillan sin excepción y envuelven al viajero en un entorno casi virgen, donde la mano del hombre no ha hecho todavía de las suyas.

Nuquí, punto de avistamiento de ballenas jorobadas. Getty Images.

La llegada de las ballenas jorobadas a las costas del Pacífico es uno de los acontecimientos que más convoca a los visitantes a las poblaciones de Nuquí y Bahía Solano. Entre julio y noviembre es posible el avistamiento de estos magníficos cetáceos, que pueden medir hasta 16 metros de largo y empiezan su travesía en la Antártida para venir a dar a luz justo aquí. Como si esta visión no fuera suficiente, sus cantos serán el culmen de esta experiencia, palabra de honor.

Pero las ballenas jorobadas no son la única especie migratoria que aquí se da cita. Basta con acercarse al Parque Nacional Natural Utría para entender la complejidad de la biodiversidad de esta región de Colombia. Allí también pueden avistarse tortugas y aves marinas, delfines, así como una infinidad de aves endémicas (véase la ruta Birdwatching por Colombia), además de contar con corales, manglares, selva húmeda y mar. Un verdadero oasis de vida.

Parque Nacional Natural Utría. Cortesía ProColombia.

Cortesía ProColombia.

Cortesía ProColombia.

Ni hablar del buceo. En los alrededores de Nuquí y, para los más curtidos, en la más salvaje y virgen isla de Gorgona hay varios puntos clave para sumergirse y apreciar la variedad de la vida marina. En Piedra Fidel pueden verse morenas, peces loro y sierras en un escenario de piedra ígneas y corales blandos. Para nadar con tortugas y peces escorpión, Piedra Bonita es el lugar. Si, por el contrario, suena mejor una pared de esponjas atravesada por cardúmenes de pámpalos y jureles, La Parguera espera con todos estos tesoros subacuáticos.

Vista de la bahía Solano. Cortesía ProColombia.

Estas playas tienen igualmente las características perfectas para practicar surf por todo lo alto. Sus olas convocan a los amantes de este deporte en rincones como Guachalito, Cabo Corrientes o Morro Terco; también pueden ser un excelente punto de partida para quienes no se han animado aún y quieren experimentar las tablas por primera vez.

Windsurf en el lago Calima, Valle del Cauca. Cortesía ProColombia.

¿Un poco de agua dulce suena como una buena idea después de ese baño en el mar? No hay problema, tanto Nuquí como Bahía Solano son conocidos por su oferta de cascadas y aguas termales en medio de la vegetación. A 40 minutos en lancha de Nuquí están las termales de Jurubirá, donde es posible compartir con la comunidad indígena emberá. Por su parte, en los alrededores de Bahía Solano se encuentran las espectaculares cascadas de El Tigre y Chadó, para darse un buen chapuzón de agua fresca y revitalizante.

Cascadas magníficas en los alrededores de Nuquí. Cortesía ProColombia.

Aquí también hay cabida para los aficionados a la pesca deportiva o para quienes quieran acercarse a conocer la pesca artesanal. En el hotel Pacific Nuquí Lodge, uno de nuestros grandes recomendados de la zona, se puede contratar equipo y asesoría profesionales para embarcarse en una aventura de pesca deportiva, de la cual pueden resultar desde pargos, meros, sierras, agujas y jureles hasta marlines, velas, dorados y wahoos, en aguas más profundas.

Pero no todo en la región del Pacífico es naturaleza extrema. Cali, la tercera ciudad más importante del país, es uno de los destinos favoritos de los viajeros por la mezcla inigualable de cultura, sabor y ritmo que la han hecho mundialmente famosa.

En Colombia es conocida como “Capital de la Salsa” y basta poner un pie en la ciudad para entender por qué. Sus habitantes llevan el ritmo en la sangre, la música es protagonista. Marimbas, tamboras y bombos acompañados de los cantos tradicionales de la herencia africana convergen aquí y llenan las esquinas de una ciudad que también se ha ganado su lugar por su tradición literaria, gastronómica y cinéfila.

Despliegue salsero, uno de los mayores atractivos de Cali. Cortesía ProColombia.

Imposible entonces perderse un espectáculo como Delirio, un show de salsa con un montaje escénico único que combina baile con elementos de circo y orquesta en vivo. Hay también numerosas opciones para tomar clases y acercarse de primera mano a la experiencia salsera.

Una vez en Cali, también es imperdible una visita al Cristo Rey, una estatua de 40 metros de altura ubicada en el cerro Los Cristales, desde donde la vista de la ciudad es impresionante, así como un paseo por el río Cali para conocer el Parque de los Gatos y el Museo La Tertulia.

La iglesia La Ermita es otra parada, pues con su arquitectura gótica, que resalta en medio de la ciudad, se ha convertido en uno de los íconos caleños.

Y si de gastronomía se trata, Cali reúne toda la tradición del Pacífico, que combina los productos locales con la latente tradición africana, además de nuevos sabores y propuestas que se pueden recorrer en el barrio de San Antonio o en el de Granada.

¿Nuestros favoritos? Sin duda Platillos Voladores y Trilogía.

Vista desde las alturas del Cristo Rey en Cali. Cortesía ProColombia.

Recomendados Travesías

Pacific Nuquí Lodge

pacificnuqui.com

+57 (310) 680 4185

 

Eco Hotel Punta Brava

Costa Cabo Corrientes, Arusi, Nuquí

puntabravachoco.co

 

Platillos Voladores

Avenida 3 Norte #7-19

+57 (317) 639 3003

platillosvoladores.com

 

Trilogía

Carrera 6 #2-130

+57 (2) 304 5060

trilogiacali.com

 

Más Leídas

Ver Más