junio 21, 2017
7 rincones para alcanzar la Iluminación
Redacción Travesías

Te presentamos una breve lista de sitios que invitan a la serenidad, el silencio y al encuentro con el yo interior en los lugares más íntimos de la orbe.

La iluminación, o la paz interior, ha sido objeto de búsqueda desde tiempos arcaicos; maestros y gurús viajaron a regiones remotas durante años, tratando de encontrar un lugar donde pudieran desarrollar el sosiego mental, a la par que les permitiese hacer fluir ese conocimiento natural y vital que nos conecta con el universo.

Al alcanzar la iluminación, el ser humano ha encontrado el equilibrio con uno mismo. Sakia Muni, mejor conocido en el mundo occidental como Buda (“aquél que está despierto”) es el ejemplo más popular de aquél hombre iluminado; del que se despoja de su sufrimiento para gozar de los simple y, a grandes rasgos, un admirable ejemplo de disciplina ardua y sacrificios materiales simbólicos. Según la tradición, Buda fue un príncipe que renunció a sus riquezas por una vida de pobreza y meditación basada en técnicas de respiración y ayunos prolongados. Cuenta la leyenda que encontró la iluminación debajo del Árbol Bodhi, un precioso lugar que hoy en día es histórico. En este sentido, observamos cómo es que existen numerosos rincones en el planeta que propician ese despertar de conciencia con una serenidad interior inigualable.

Así como Buda, grandes iniciados como Platón, Laon Tse, Mar Egeo, Jesús y miles de personas, curiosas de encontrarse con ese equilibrio que hasta la fecha para muchos es una labor imposible, encontraron el acceso a su conocimiento interior en sitios con una geografía específica, donde las cualidades del espacio, tales como la placidez o el silencio,  así lo permitían.

Estos siete lugares, ya sea por su carácter sagrado y milenario, o simplemente por la serenidad que visitarlos implica, han permitido, a través de los años, dotar de numerosas virtudes y enseñanzas a quien así lo desea:

1. Santorini, Grecia

Una épica isla localizada al sur del Mar Egeo, en un pequeño archipiélago paradisiaco en forma de circulo y, conformado por islas volcánicas dentro del territorio de Grecia. También es conocida como Thera o Thira nombres de origen griego. Varias de las epopeyas míticas de la literatura helénica se basaron en viajeros que pisaron estas precioso lugar, que prácticamente se encuentra rodeado de calderas de volcanes. Santorini irradia calma y tranquilidad, principalmente en sus playas, sus amaneceres, sus acantilados y su grandioso templo. Toda la ciudad se viste de un blanco inigualable; una oda, quizás, a la tranquilidad que acompaña a este lugar desde hace milenios.

2. Dwan, Nuevo Mexico

Dentro del United Word College, en Nuevo México, encuentras este templo contemporáneo que juega con la luz natural y los colores que emergen de los arcoíris provocados. Esto se puede lograr gracias a su techo diseñado con poliedros y grandes ventanales con formas de prisma. La luz natural que entra del exterior se transforma en un espectro de arcoíris reflejándose en las paredes y piso. EL templo está diseñado justamente para alcanzar un grado de tranquilidad ideal para quienes gustan de la meditación. El silencio y lo sencillo de los espacios en un estilo minimalista, refuerzan esta idea. Este santuario no es mas que una habitación de color blanca, sin objetos, ni muebles, ni imágenes. Su único símbolo es la luz esparcida en matices lumínicos. El Dwan Light Sanctury tiene una orientación y geometría futurista, un sitio sin lugar a dudas dedicado a la búsqueda de paz interior.

3. Templo Saiho-ji, Japon

El Saiho-ji, el “Templo de las fragancias del oeste”, es también conocido como el templo del musgo, pues prácticamente todo el espacio se encuentra apropiado por este hermosos adorno de la naturaleza. Fue construido en el siglo Xlll, en Kioto, aunque tuvo una remodelación organizada por el jardinero japonés Muso Soseki, para ser convertido en monasterio zen. Con el paso de los años una capa de musgo fue cubriendo el templo y hoy en día alrededor de 120 especies de musgos habita cada rincón de sus templos. El sacerdote Bosatsu, lo convirtió en templo consagrado al buda Amithaba el cual se traduce como “luz infinita completamente consiente”. El jardín toca el espíritu de sus visitantes con sus colores, pues al pasar los días del año estos cambian de verde a fucsia.

4.-El Árbol Bodhi, India

Según narra la leyenda, esta higuera que se localiza en la ciudad de Bodhgaya, en la India, es el árbol sagrado en que, bajo su sombra, Siddhartha Gautama se sentó a meditar, alcanzando la iluminación espiritual. Junto se encuentra el templo Mahabodhi o del gran despertar, un recinto sagrado muy bello de la religión budista, donde miles de personas estilan meditar para conectar con la esencia de este lugar.

5. Prambanan y Borobudur, Indonesia

Dentro de los monumentos de arquitectura a gran escala más imponentes del mundo, encontramos los templos hindúes de Prambanan y Borobudur, situados al centro de la Isla de Java. Se trata de nada menos que dos complejos gigantes: la estructura de Prambanan, que conforma a unos 240 templos pequeños en total. Estos recintos fueron construidos en honor a 3 dioses de la antigua religión brahamánica la trinidad Shiva, Brahma y Vishnu. El templo de Borobudur es el mas grande templo budista del mundo un sitio arcaico de meditación y épicas enseñanzas.

6. Montaña Kirkjufell, Islandia

Viajando por el fabuloso país de Islandia, encontramos la península de Snaefellsnes que alberga una cantidad impresionante de paisajes y complejos naturales. Aquí se encuentra su famosa “montaña iglesia” (Kirkjuffell) de origen volcánico, un símbolo que ha cautivado a cientos de autores, por ejemplo a Julio Verne, quien se inspiró en esta región para escribir Viaje al centro del a Tierra. Con una elevación de 463 metros, esta montaña ha sido un atractivo turístico de la zona, sin embargo, no deja de ser uno de los sitios más tranquilos y bellos del planeta, sobre todo en temporada de auroras boreales.

7. Viaje en globo en Capadocia, Turquía

Una de las actividades extremas que ofrece la ciudad de Capadocia, en Turquía, es el viaje en globo. Capadocia tiene una singular región de panoramas maravillosos, producto de la erosión de millones de años sobre el volcán Erciyes, En sus alrededores se ha creado un paisaje único debido a las formas geológicas y cuevas caprichosas que inundan la zona. Por ende, observar el amanecer a grandes alturas en esta región, dignifica al espíritu y proporciona a cualquier viajero la luz y el silencio interno para alcanzar la iluminación.

Más Leídas

Ver Más