junio 20, 2014
Fasano al campo
María Pellicer

Los brasileños continúan con su expansión con el Fasano Boa Vista, cerca de São Paulo y diseñado por el arquitecto Isay Weinfeld.

Y sí, tenía que ser Fasano. Se siente en la arquitectura y en la decoración. Casi pareciera que el paisaje también lo diseñaron así a propósito. La obra estuvo a cargo del arquitecto Isay Weinfeld, quien ha trabajado en todos los proyectos del grupo (éste es el cuarto), y por eso mismo mantiene la línea de diseño que define a los más famosos hoteles brasileños.

Cuarenta hectáreas y media de selva y 15 lagos hacen de esta propiedad el espacio ideal para pasar unos días de campo, a tan sólo 100 kilómetros de São Paulo. Al aprovecharse la naturaleza de alrededor, hay muchas actividades para los que no resisten quedarse quietos admirando el paisaje, desde golf hasta un centro ecuestre. Cada habitación tiene acceso no a una alberca sino a un lago, para que el chapuzón sea más natural.

Hay, además, todas las comodidades que uno podría esperar en un hotel de lujo: pantallas, sistemas de audio, internet y sábanas de algodón egipcio. La gastronomía tampoco se ha quedado atrás, y el chef Laurent Suaudeau se ha encargado de montar el restaurante. Este nuevo hotel marca la expansión de la cadena dentro del territorio brasileño. Los siguientes proyectos abrirán en Salvador de Bahía y Troncoso, y si el mundo tiene suerte, muy pronto Fasano se decidirá a volar internacionalmente.

http://www.fasano.com.br/hoteis/fasano-boa-vista

 

Más Leídas

Ver Más