septiembre 12, 2014
Brasil: Palabras que vuelan
Redacción Travesías

Para muchos, la literatura es una forma más de viajar. Escritores icónicos brasileños y sus libros emblema.

Memorias Póstumas de Bras Cuba 

Joaquim Machado de Assis

Este libro, considerado como la primera novela realista brasileña, cuenta las memorias del personaje que lleva el nombre del libro. Narrativa irónica y cómica, habla de sus romances, fracasos y conquistas.

La hora de la estrella 

Clarice Lispector 

Uno de los últimos libros de una de las escritoras más aclamadas de Brasil. Esta novela cuenta la historia de una joven que llega a Río de Janeiro en busca de un mejor futuro, sólo para verse enfrentada con infortunios y con una melancolía que en realidad nunca desaparece.

Jubiabá 

Jorge Amado 

Éste es uno de los libros más clásicos de la literatura brasileña, y se volvió tan popular que, años después, se hizo película. Es la historia de un chico de clase baja que es enviado a trabajar a la casa de una familia de clase alta, en donde se enamora de la hija.

Vidas secas 

Graciliano Ramos 

La novela relata la historia de una familia que vive en la pobreza extrema en el norte de Brasil. Por su estilo cíclico, se podría leer el último capítulo como si fuera el primero, sucesivamente, sin interrumpir la historia, aludiendo a que el ciclo de la pobreza no termina nunca.

Brejo de almas 

Carlos Drummond de Andrade 

Es la segunda obra de este poeta brasileño, uno de los más importantes de Brasil. Drummond de Andrade fue de los primeros poetas modernistas del país, de aquellos que no seguían fórmulas, y su éxito fue tal que ha sido traducido a varios idiomas.

El refugio de los bibliófilos 

En São Paulo, una de las librerías más grandes e impresionantes atrae, ha atraído y continuará atrayendo a los lectores compulsivos de todo el mundo, pero también a los amantes de la arquitectura: la Livraria da Vila. El edificio fue diseñado por el arquitecto Isay Weinfeld, y aunque por fuera parece un cubo de concreto, por dentro espacios —domos, escaleras y anaqueles— se interceptan entre ellos para aprovechar cada centímetro al máximo (con estantes de libros en las puertas, por ejemplo). La librería también fue diseñada para que esté bañada en luz natural y para que quien la visite sienta la comodidad de sentarse a hojear sus nuevas adquisiciones.

  • Alameda Lorena 1731, Jardim Paulista, São Paulo

Más Leídas

Ver Más