julio 12, 2016
El oleaje de Candela en Xochimilco
Redacción Travesías

Con gran audacia, Félix Candela revolucionó la arquitectura mexicana del siglo pasado a través de sus “cascarones”. El restaurante Los Manantiales es prueba de ello.

En Xochimilco, una estructura gigante de concreto, de forma paraboloide hiperbólico, vista desde arriba asemeja a una flor de ocho pétalos que flota sobre el agua. Se trata de Los Manantiales, un restaurante cuya cubierta fue diseñada por el arquitecto mexicano nacido en España Félix Candela.
Candela ganó fama por las cúpulas paraboloides hechas de hormigones y por la maestría con la que resolvía acertijos arquitectónicos cuyos resultados mezclaban solidez, estética y geometría. Sus cubiertas son conocidas como “cascarones”, no sólo por la forma, sino también por la resistencia. Por esta razón se dio a conocer como “el mago de los cascarones de concreto”.
Junto a muchos otros exiliados españoles, Félix Candela llegó a Veracruz en el barco Sinaia. En México fundó la empresa Cubiertas Ala, que desde sus primeras construcciones, como el Pabellón de Rayos Cósmicos, destacó por su audacia en soluciones estructurales para cubrir grandes superficies.
Después de un incendio en el que perdió el techo de madera, el restaurante tuvo que ser reconstruido, pero para ello se necesitaba material barato y resistente al agua y al fuego, sin sacrificar la parte estética. Fue así que el arquitecto Álvarez Ordoñez llamó a Candela; él aceptó, pues vio ahí la oportunidad de desarrollar una estructura que ya había imaginado. Desde entonces, muchos arquitectos la consideran una obra maestra.
Los Manantiales es completamente armónico con su entorno, ya que la estructura da el efecto visual de estar flotando, pues Xochimilco es tierra de chinampas (jardines flotantes). Candela fue partidario, dentro de sus métodos de trabajo, de apostar por lo sencillo antes que por lo extravagante. El restaurante sólo abre los domingos, pero se puede visitar todos los días.

Candela en otra parte
La huella de Candela puede notarse en arquitectos como Santiago Calatrava y en países como Polonia, Alemania y España, en donde varias construcciones reproducen este tipo de estructuras laminares. Entre el público general, el interés también ha crecido mucho. En años recientes, en lugares como Nueva York, Valencia y México se presentaron las exposiciones “Félix Candela 1910-2010” y “Cascarones de Candela”, curadas por Juan Ignacio del Cueto, quien publicó en Arquine La Guía Candela.

Más Leídas

Ver Más