diciembre 5, 2017
Un breve tour por las regiones vitivinícolas de España
Paula Bouchot

Hicimos un recorrido por el país europeo, con el vino como hilo conductor.

 

Una de las grandes ventajas que tiene España es la gran diversidad de climas y tierras que resultan en deliciosos y singulares caldos. Así que cuando viajemos a este país y recorramos sus regiones vitivinícolas, podemos estar seguros de que siempre encontraremos algún vino que nos sorprenderá.

 

Cada región le imprime un sello muy particular a los vinos que produce. Dependiendo del estilo de vinos que nos gusten, podemos encontrar algunos con notas minerales más marcadas, como es el caso de la zona del Priorat situada en la provincia de Tarragona, en Cataluña. Aquí presentan mayor contenido alcohólico, taninos marcados, más concentración de color, sabor y aroma a frutas (ya sea frescas, maduras o confitadas), especias y balsámicos y notas minerales, debido a que su suelo es rico en pizarra. Buenos ejemplos de vinos del Priorat: Clos Mogador 2015, hecho a base de garnacha, syrah, cabernet sauvignon y cariñena, y 2pr, bodega Grata Vinum.

 

Para quienes gustan del cava, la zona del Penedés, también de Cataluña, produce lo mejor de este espumoso. Este vino expresa notas a frutas blancas y tropicales, es un vino fresco y menos ácido en boca que un champagne. Recomendamos el cava Casa Sala 2006, de la bodega Freixenet, es un brut nature elaborado con uvas xarel-lo y parellada, y Jane Ventrua brut nature reserva de la música, bodegas Tomas Cusine.

 

Un poco más al norte se encuentran dos regiones vitivinícolas más que famosas de la península ibérica: la Rioja y Ribera del Duero. En la Rioja encontramos vinos versátiles, marcada carga aromática y sabor gracias al clima (que fusiona el mediterráneo con el atlántico, según la época del año) y a la singularidad de sus suelos. Destacan notas frutas rojas maduras, especias y debido a la barrica notas a chocolate y tabaco. Recomendamos un  vino tino ARTADI Valdeginés 2014, 100% tempranillo y Muga Prado Enea Gran Reserva 2004, 80% tempranillo, garnacha, mazuelo y graciano.

 

Ribera del Duero goza de condiciones climatológicas envidiables, ya que su clima continental es ideal para el desarrollo de la uva, pero también para su maduración. Sus vinos suelen ser más potentes, frescos, con mayor grado de acidez y predominan los aromas a frutos rojos o negros. Nuestra sugerencia es un Valduero I Cepa 2011, 100% tempranillo y PSI 2015, bodega Dominio de Pingus, 100% tinto fino (tempranillo).

 

Los blancos famosos (que no son los únicos) de las regiones vitivinícolas de España están en la zona de Rueda; al oeste de Ribera del Duero, y en Galicia, en el noroeste de la península ibérica. En Rueda la uva verdejo está dando estupendos blancos. Son vinos con buen carácter frutal, aromas herbáceos y frescos. También otras variedades que dan muy buenos caldos son sauvignon blanc, viura y palomino. Recomendamos vino blanco Marqués de Riscal Rueda Verdejo 2015 y José Pariente 2015. Por su parte, los afamados albariños de Rias Baixas, en Galicia, se distinguen por sus tonos dorados o verdosos, con notas florales y frutales, como la manzana, frescos, suaves y elegantes. Recomendamos el Turonia 100% albariño, bodega Quinta de Couselo y el Martín Códax Albariño Lías.

 

Esto es apenas un poco de lo mucho que ofrece España en cuanto a vinos, ya que hay un total de 17 Comunidades Autónomas que lo producen, y cada una de ellas brinda una experiencia distinta.

Más Leídas

Ver Más