agosto 21, 2017
Arquitectura en España
Diego Parás

Siete obras que bien valen una escapada para recorrer los trazos arquitectónicos de España.

Son 1 300 kilómetros de carretera, empezando por el mar Balear en las playas de Barcelona, pasando por Málaga y el litoral del mar de Alborán, hasta una de las mejores vistas del Atlántico en Cádiz para conocer siete de nuestras obras favoritas de arquitectura contemporánea de la península ibérica.

1. Biblioteca Sant Antoni Joan Oliver, Barcelona
El barrio Sant Antoni, donde se sitúa la biblioteca, se ubica en el Eixample; en esta cuadra en particular, los ganadores del premio Pritzker 2017 —RCR Arquitectes—intervinieron con una obra que posibilita salir al patio central a leer un libro. Una estrecha fachada entre los edificios clásicos resalta por su diseño moderno. Detrás se encuentra una biblioteca que fue pensada de tal manera que casi no necesita luz artificial en un día soleado, invitando así al viajero a quedarse un momento a hojear los distintos libros de sus anaqueles.

Arquitectos: RCR Arquitectes
Ubicación: Carrer Comte Borrell 44, Barcelona

Barcelona Biblioteca Sant Antoni Joan Oliver

2. Ciudad de las artes y las ciencias, Valencia
Aquí todo se trata de patrones y ritmos. Como si de escamas se tratara, este enorme complejo está compuesto por la repetición de figuras geométricas formadas con columnas, ventanas y celosías. Dichas formas orgánicas no sólo se encuentran en los edificios, sino en las sombras que éstos proyectan; es un baile que termina a la puesta del sol. Uno puede pasar un día completo entre las obras de los arquitectos Calatrava y Candela: el Oceanogràfic (acuario más grande de Europa), el Hemisfèric, el Museo de la Ciencia, el mirador L’Umbracle, entre otras más.

Arquitecto: Santiago Calatrava y Félix Candela
Ubicación: Av. del Professor López
Piñero 7, Valencia

Ciudad de las artes y las ciencias

3. La Muralla Roja, Alicante
Es difícil que un edificio le robe el protagonismo al océano; este complejo habitacional lo ha logrado. Sus corredores, muros de distintas alturas y ventanas crean una serie de laberintos que enmarcan las vistas al Mediterráneo. Las tonalidades de rojo, rosa, azul y morado hacen de este edificio un paisaje en sí mismo. El viajero le va a querer dar la espalda al mar por primera vez para admirar esta verdadera obra de arte.

Arquitecto: Ricardo Bofill
Ubicación: Partida Manzanera 3, Alicante

La Muralla Roja

4. City Hall, Murcia
Rafael Moneo se encontró frente a una difícil situación: ¿cómo construir una fachada moderna que entre en armonía con el ambiente, teniendo en frente una catedral del siglo xvii y el Palacio Episcopal del xviii? El color del ladrillo y arena nativa usada en la fachada hacen que el edificio pertenezca al lugar, mientras que el acomodo de las columnas y sus balcones rompen con la simetría de sus edificios vecinos. Quedó muy enrollado. Igual quedarse solo con una ideal.
Es posible visitar la cafetería, con acabados de madera y estuco, y relajarse en la plaza central de Murcia.

Arquitecto: Rafael Moneo
Ubicación: Plaza Cardenal Belluga, Murcia

City Hall

5. Museo de la Memoria de Andalucía, Granada 
Granada es para los arquitectos un destino imperdible debido a la Alhambra, pero no todo se trata de arcos en el sur de España. Un ejemplo de ello es el Museo de la Memoria de Andalucía, un edificio sobrio que invita a la reflexión. El patio donde confluyen las rampas que conectan el recinto de exhibiciones y la sala de exposiciones temporales en la planta baja es el protagonista espacial del edificio (además de su fachada). Lo curvilíneo de las pendientes y el espacio oval remiten al Guggenheim de Frank Lloyd Wright en Nueva York.
El exterior, hecho de hormigón, hace juego con el edificio vecino, la Caja General de Ahorros —que también vale la pena visitar— y al mismo tiempo contrasta con los acabados de mármol blanco dentro del museo.

Arquitecto: Alberto Campo Baeza
Ubicación: Av. de las Ciencias s/n, Granada

Museo de la Memoria de Andalucía

6. Entre catedrales, Cádiz
Éste no es un edificio per se, sino un mirador con una de las mejores vistas del Atlántico. Su función original es la de cubrir y proteger la excavación arqueológica fenicia (que también puede ser visitada) ubicada debajo de la plataforma cubierta de mármol blanco. El arquitecto español Alberto Campo Baeza buscó crear un espacio público en el que se tuviera una visión limpia en donde no se viera el movimiento de los autos, sólo el de las olas.
Evocando al concepto “less is more” de Mies van der Rohe, esta sencilla estructura resalta inmediatamente, pues, como su nombre lo indica, está entre dos catedrales; contrastando así lo liviano con lo pesado.

Arquitecto: Alberto Campo Baeza
Ubicación: Av. Campo del Sur, Cádiz

Entre catedrales

7. Las Setas de Sevilla, Sevilla
La última parada del recorrido es la única cuyo arquitecto no es español. El despacho alemán J. Mayer H + Arup se lleva el premio de haber construido la estructura de madera más grande del mundo. Su nombre no es fortuito, viéndolo desde abajo parece, efectivamente, una comunidad de hongos.
También conocido como proyecto Metropol, es un edificio multiusos. Cuando uno entra lo que tiene que hacer es subir; en el primer nivel se encuentra el Museo Arqueológico; en el segundo, el Mercado de la Encarnación y diferentes restaurantes con productos españoles típicos; en el tercero, una plaza pública elevada. Es en el cuarto nivel que uno empieza a admirar las mejores vistas de la ciudad, y conforme sigue subiendo y alcanza la altura máxima de casi 30 metros en el quinto piso, un sendero de 250 metros recorre la azotea de la construcción para poder ver hasta el último rincón.

Arquitecto: J. Mayer H + Arup
Ubicación: Plaza de la Encarnación, Sevilla

Las Setas de Sevilla

Más Leídas

Ver Más