septiembre 15, 2016
8 trucos para dormir en el avión
Redacción Travesías

Antes de tomar pastillas, considera estas recomendaciones que son básicas para descansar en un vuelo largo. 

En esta vida hay personas afortunadas que pueden dormir en cualquier lugar medianamente cómodo, sin embargo, para todos aquellos que no tienen ese privilegio, es importante tomar medidas.

Si tienes un viaje largo en avión, antes de tomar pastillas como alternativa primaria, toma en cuenta los siguientes tips que podrían favorecer un estado de sueño en el que verdaderamente descanses.

1. Elige bien tu asiento al comprar tu boleto

Existen dos criterios básicos: el primero es comprar un asiento retirado de la boca del avión (curiosamente la línea 7 es la más elegida). En la parte frontal es donde existe mayor movimiento de las aeromozas y donde generalmente viajan más niños. La parte más silenciosa es atrás, pero más pegado al centro y no al baño (donde habrá, naturalmente, constante movimiento).

El segundo criterio tiene que ver con el lado de tu cuerpo en el que sueles dormir. Si normalmente duermes del lado izquierdo, lo mejor será elegir tu asiento del lado de la ventanilla, si duermes del lado derecho, lo mejor es comprar un asiento del lado derecho.

2. Equípate

Si vas a hacer un viaje largo, existen algunos básicos que te harán sentir mucho más cómodo, así que empaca en tu maleta de mano las siguientes cosas:

Almohada de viaje, máscara de dormir, reproductor de música, libros, una ligera, pero caliente cobija; tapones de oídos y consigue grabaciones de “sonido blanco”.

3. Duerme bien un día antes

Contrario a lo que puede pensarse (que dormir poco hará que tengas sueño el día del vuelo), dormir a tus horas un día antes hará que tu mente esté más relajada. Dormir mal podría acarrearte, de hecho, dificultad para dormir.

4. Haz ejercicio antes

Una buena secuencia de yoga, por ejemplo, hará que tus músculos estén más relajados y estirados para descansar mejor. Además, el cansancio de este esfuerzo físico será benéfico para la causa.

5. Toma solo agua y no mucha

Evita el alcohol y las bebidas con mucha azúcar. Procura tomar solo agua natural y en pocas cantidades (para evitar ir con frecuencia al baño).

6. Haz tu rutina como antes de dormir

Si estás acostumbrado a lavar tus dientes, leer o hacer un repaso de tu día antes de dormir, haz lo mismo; de esta manera tu mente se preparará inconscientemente para dormir.

7. Lleva ropa comodísima y no olvides unos calcetines calientitos

Aunque no necesariamente llevar la pijama pueda ser lo mejor, sí usa ropa holgada, como pants, de manera que tengas flexibilidad. Siempre, además, lleva unos calcetines calientitos para protegerte.

8. Reclina tu asiento lo más posible

Según los expertos, reclinar lo más posible tu asiento es lo mejor para la postura. 135 grados es, de hecho, lo mejor, pues de este modo disminuirás el peso en los discos de la espina dorsal.

Más Leídas

Ver Más