noviembre 7, 2017
48 horas en Houston
Paulina FigueroaTexto y foto

Después de haber sufrido las peores inundaciones en su historia, vuelve a recibir a los viajeros con buena gastronomía y mucho deporte.

Después de haber sufrido las peores inundaciones en su historia, Houston, la ciudad más poblada de Texas y la cuarta más grande de todo Estados Unidos, vuelve a recibir a los viajeros con buena gastronomía y mucho deporte.

Día 1
Por la mañana
Para empezar el día, ponte tus mejores tenis y recorre Eleanor Tinsley Park, una sección del Buffalo Bayou Park, que se extiende junto al río. Siempre se organizan eventos gastronómicos, maratones, regatas y recorridos mensuales en bote o a pie que cuentan la historia de la ciudad alrededor del río.
Bien temprano suelen frecuentarlo corredores, deportistas y algunos otros practicando kayak. Para los no deportistas, un buen entretenimiento es buscar la pieza de Henry Moore, Large Spindle Piece, que se esconde entre el verde y el skyline. 

Houston

Por la tarde
Puedes elegir entre visitar The Heights o Montrose, ambos son barrios pequeños que ofrecen una opción distinta al típico mall estadounidense. En Montrose hay tiendas de antigüedades por montones; en Old Blue House Antiques, por ejemplo, puedes comprar desde muebles antiguos hasta joyería. Linda, la dueña, te hace sentir como si estuvieras visitando la casa de algún coleccionista y te cuenta la historia detrás de cada objeto.
En Heights todo se ubica sobre West 19th Street, caminando en línea recta desde Heights Theatre (un cine art déco de los años veinte en donde ahora presentan diferentes actos musicales durante todo el año). Manready Mercantile, como bien indica su nombre, se especializa en artículos para hombre, aunque además venden kits para cocteles, libros, velas y accesorios que podrían gustarle a cualquier mujer. Muy cerca de ahí está Vinal Edge Records, una tienda de vinilos y CDs abierta desde 1985 y en donde podrás encontrar verdaderas joyas musicales.

Houston

Para comer
Si te encuentras en The Heights una gran opción es Shade. Pide un burrito coreano, un mac and cheese o un quiche. Acompáñalo con alguno de sus cocteles, aunque la sugerencia es pedir un Pretty Ricky (con bourbon, limón y agua mineral).

Por la noche
El Toyota Center es el corazón del entretenimiento local, y más que su arquitectura o cercanía al centro de la ciudad, la razón para visitarlo se encuentra en el gran número de eventos que se llevan a cabo (casi a diario). Desde conciertos masivos hasta presentaciones de lucha, aquí siempre hay algo para todos. No hace falta aclarar que este estadio es hogar de los Rockets de Houston, quienes aseguran tres horas cardiacas en cada partido, acompañadas de cervezas y hot dogs.

Houston

Día 2
Por la mañana
Una buena opción para iniciar el día es hacer una visita a The Cistern. Construida en 1926, ésta se encargaba de abastecer agua potable a toda la ciudad antes de que fuera cerrada debido a una fuga. Hoy ya está abierta al público, y se ha convertido en un proyecto de recuperación que busca informar acerca de su importancia histórica y arquitectónica para la ciudad.

Para comer
Conservatory es el primer food hall de Houston, que ofrece desde ramen hasta burritos y crepas. Básicamente puedes tener una comida de cinco tiempos, cada uno de un país diferente. Además, tienen una amplia selección de cervezas artesanales y vinos.

Por la tarde
Es imposible recorrer todo el distrito de museos en un día, así que la recomendación es elegir uno o dos y visitarlos con calma. Recorrer las galerías del Museum of Fine Arts, en donde actualmente hay una muestra sobre el diseñador Oscar de la Renta, para luego atravesar The Light Inside, de James Turrell, que conecta los dos edificios que conforman el museo.
El Houston Museum of Natural Science tiene un gigantesco mariposario, el Cockrell Butterfly Center, además de salas enteras dedicadas al antiguo Egipto y una de las colecciones de fósiles más grande en el país. Una gran opción para los que viajan en familia.

Houston

Por la noche
Para terminar una visita tan ajetreada lo mejor es relajarse en The Grove, un restaurante apto para gustos vegetarianos y carnívoros por igual. Son especialmente recomendables el koshari de coliflor rostizada y los tacos de short rib. Este restaurante se encuentra a un costado de Discovery Green, un parque ubicado justo en el centro donde suelen organizarse actividades y eventos públicos.

Más Leídas

Ver Más