3 postres de Sor Juana (para conocer todos los Méxicos)
septiembre 15, 2018
3 postres de Sor Juana (para conocer todos los Méxicos)
Paula BouchotPaula Bouchot

¿Habrá alguna manera más deliciosa de conocer los sabores mexicanos?

Juana Inés de Asbaje y Ramírez de Santillana, mejor conocida como sor Juana Inés de la Cruz, fue una mujer adelantada a su tiempo. Su obra literaria es conocida por todo el mundo, pero no así su incursión en las artes culinarias.

Las recetas de su autoría fueron recogidas y publicadas en un libro llamado Libro de cocina de sor Juana Inés de la Cruz. En él, sor Juana hace un recorrido por el tiempo a través de sabores e ingredientes, tanto nacionales como extranjeros, que mezcló a la perfección y que otorgaron a la comida mexicana una riqueza inigualable.

Dicho manuscrito está compuesto por 36 recetas, en su mayoría postres y dulces, y en ellas están presentes alimentos de diversas culturas, como la europea, la árabe y del Caribe. Se trata de una cocina mestiza llena de influencias y exquisitos sabores y experiencias para el paladar. Así encontramos platillos como huevos reales (de origen español), alfajores (de origen moro), gigotes (de origen francés) y, por supuesto, platillos netamente mexicanos, como el clemole de Oaxaca.

Se dice que para sor Juana la cocina era un lugar para pagar castigos y expiar sus culpas; pero también utilizaba este sitio a manera de laboratorio “gastronómico” y como espacio de reflexión filosófica: “Bien dijo Lupercio Leonardo, que bien se puede filosofar y aderezar la cena. Y yo suelo decir viendo estas cosillas: Si Aristóteles hubiera guisado, mucho más hubiera escrito”.

postres de sor juana ines de la cruz

Y es así que una práctica que era considerada sólo para mujeres, sor Juana la transformó en un encuentro con la libertad. Ahí, entre fogones, metates y molcajetes nacieron las “filosofías de la cocina”, como ella llamaba a lo que ahí creaba.

Buñuelos de viento

Se pone a hervir un cazo con agua de anís y manteca, así que hierve se le va despolvorando la harina, y se está meneando porque no se queme. Así que se hace pelota y despega del cazo, se aparta y deja enfriar. Después, a cada libra de harina, nueve huevos como para freír. En la palma de la mano se van deshaciendo, así que está bien espesa, se le echa tantita manteca derretida y se van echando con una cuchara de plata en la manteca y así que revienta se aviva el fuego para que salgan dorados.

postres de sor juana ines de la cruz

Dulce de Jericaya

Se endulza la leche hervida. A una taza de leche, cuatro yemas se revuelven y echan en la taza, se ponen a hervir dentro de agua con un comal encima, y para conocer si está, mete un popote hasta que salga limpio. Después echa canela.

postres de sor juana ines de la cruz

Ante de mamey

Una libra de mamey, media de almendras, dos de azúcar clarificada y colada, puesto al fuego hasta que tome punto no muy alto. Se hace pasta de piña, a libra de piña otra de azúcar, se ponen capas de mamón y la pasta se adorna con canela, pasas y almendras. Dos libras de azúcar clarificada, así que está de medio punto echa un coco rallado y luego que espese bien, se aparta y deja enfriar y poco a poco se le echan 12 yemas batidas, se pone al fuego y revuelve. A un coco molido, 10 yemas, cuatro reales de almendra, 12 id. de azúcar y vino lo que baste para mojar el mamón y no lleva canela.

 

***

También te recomendamos:
Para la UNESCO el restaurante más hermoso del mundo es mexicano
El paraíso de los postres en la ciudad
La vuelta al mundo en ocho deliciosos postres
Los mejores 13 restaurantes mexicanos (según los Latin America´s 50 best restaurants 2017)

Más Leídas

Ver Más