febrero 23, 2016
Recorrido arquitectónico por la colonia San Rafael
Redacción Travesías

La antigua casa de la famila Escandón, Autos Francia de Félix Candela y otras joyas que vale la pena revisitar.

Se cree que esta historia empieza en 1890, cuando se construyeron las casas porfirianas. Pero la fundación de esta colonia se remonta a 1845, cuando un grupo de arquitectos de la Academia de San Carlos fue convocado para construir sus propias casas en un área comprendida en ocho manzanas: la colonia de los Arquitectos.
La extensión que se dio años más tarde, hacia los ranchos de los alrededores, derivó en la construcción de las casonas que fueron habitadas por la clase privilegiada del porfiriato.
Para hacer una ruta arquitectónica en la San Rafael es esencial distinguir estos dos momentos: en el primero (1845), se trazan las ocho manzanas en el terreno del rancho El Cebollón. Aunque la etapa de construcción se vio interrumpida por la ocupación estadounidense de 1847, ésta se reanudó alrededor de 1850, cuando se construyen las grandes mansiones de las familias poderosas de la época. Es así como la colonia de los Arquitectos quedó delimitada por Ramón Guzmán (hoy Insurgentes Centro) al oriente, Rosas Moreno al poniente, la calle del Ejido al norte (hoy Guillermo Prieto y Gómez Farías) y la calle Nueva (hoy Sullivan) al sur.

1. Parroquia de San Cosme y San Damian
Debe su nombre a los hermanos médicos, Cosme y Damián, que fueron ejecutados en el siglo II por difundir la religión católica. Su arquitectura se distingue por su estilo sobrio, propio de las construcciones barrocas del siglo XVI. En el interior destaca el bellísimo retablo del altar mayor –revestido de hoja de oro, y de estilo churrigueresco herreriano– que fue traído en 1937, así como la capilla donde está enterrado el historiador Joaquín García Icazbalceta. En el ábside del altar mayor está enterrado –por voluntad expresa- el corazón del virrey de Casamata y, a un costado de la entrada principal, hay una puerta por la que vale la pena asomarse y admirar lo que queda del claustro del antiguo convento. Serapio Rendón 5

2. El Cine Ópera
Serapio Rendón 9
De estilo art déco, esta sala de cine se laventó en el solar que alguna vez ocupó la casa de una hija de Benito Juárez. Fue inaugurado en 1949, con la película Una familia de tantas de Alejandro Galindo. El mobiliario del interior fue diseñado por Clara Porset; en 2012 fue sacado por la delegación para su restauración.

3. Casas porfirianas en Sadi Carnot
Sobre la calle Sadi Carnot, desde la esquina con Alfonso Herrera hasta llegar a  Ribera de San Cosme, se encuentran una serie de magníficas casas porfirianas que actualmente son usadas como escuelas, conventos y oficinas. Vale la pena poner atención a la casa Azurmendi (hoy Instituto Anglo Español, Sadi Carnot 44) y al Colegio Williams (Sadi Carnot 33), de estilo art nouveou.

4. El Pentatlón Universitario
En el inmueble que alguna vez fue asilo y cuartel se encuentra una capilla que actualmente se usa como salón de usos múltiples. Tanto el sotocorro con sus columnas de fierro fundido, como los contrafuertes, a sus costados, nos hablan de su antigüedad.

5. Universidad del Valle de Mexico
Sadi Carnot 57
La antigua casa de la famila Escandón es prototípica de la colonia de los Arquitectos. Se trata de un conjunto neoclásico conformado por varias casas: la casa principal, la casa de caballerangos, la de la servidumbre, el establo y los pastizales para los caballos. En su interior (se permite la entrada al público) destaca la biblioteca, con su salón en gran formato, de doble altura. Toda la manzana pertenecía a los Escandón.

6. Iglesia de Nuestra señora de Guadalupe
Joaquin Velázquez de León e Icazbalceta
Conocida por los vecinos como “la Gualupita”, este edificio de estilo funcionalista fue construido en 1954 por el arquitecto Enrique del Moral. Se trata en realidad de dos iglesias, una en la planta alta y otra en la planta baja.

7. Eje arquitectónico Sullivan
Sullivan entre Insurgentes Centro y Rosas Moreno
Cuando en 1949 se demolió la Estación Colonia –una de las cinco estaciones de ferrocarril que había en la ciudad– se formaron dos nuevas calles: Villalongín y Sullivan (antes calle Nueva). Fue entonces cuando los dueños de los terrenos trajeron a los grandes arquitectos de la época para que construyeran en la zona. Mario Pani hizo el Hotel Plaza; Luis Barragán construyó el conjunto que lleva su nombre (Miguel Schultz y Sullivan), conformado por un edificio de departamentos y dos casas, cada una con un local comercial; Mathias Goeritz construyó El Eco; Félix Candela edificó Autos Francia, hoy bodega Aurrerá (Serapio Rendón 117), que conserva sus paraguas de concreto; y el escultor Oliverio Martínez se hizo cargo del conjunto escultórico Monumento a la Madre.

8 Ex embajada rusa
Antonio Caso y Rosas Moreno
Esta antigua casona de la colonia de los Arquitectos se convirtió en 1922 en la embajada rusa. Dejó de ser embajada en 1938 y se convirtió en casa de hospedaje para artistas y creadores. Renato Leduc, Leonora Carrington y Remedios Varo fueron algunos de sus habitantes; en el grupo de amigos que solía reunirse aquí estaban Xavier Villaurrutia, Salvador Novo, Diego Rivera, María Izquierdo y Jorge Cuesta.

9. Casonas art déco
Las construcciones de este estilo datan de 1930 y eran en su mayoría edificios departamenteales. La única excepción la representa una antigua casa y taller mecánico de color marfil ubicada en Sadi Carnot, a unos pasos de Sullivan. Construida en los veinte, era un taller mecánico y casa habitación. Su distingue por su gran pureza y sencillez: las líneas rectas y los abocinamientos escalonados de los vanos de puertas y ventanas. Sadi Carnot casi esquina con Sullivan.

10. Privadas
En una primera etapa llegaron las casonas porfirianas y en los baldíos empezó a especularse con los terrenos, mediante la construcción de privadas, en las que vivieron familias de clase media (médicos, contadores, arquitectos) al servicio de la burguesía. Así es como aparecen la Privada Blanca (Serapio Rendón 70), la Privada Roja (Serapio Rendón 61) y la Privada Verde (Miguel Schultz cerca de Antonio Caso). Este modelo especulativo tan exitoso se repitió más tarde en Santa María la Ribera, en la Guerrrero, en la Juárez y en muchas otras colonias.

 

* El arquitecto Rubén Ochoa Ballesteros ha vivido durante 65 años en la colonia San Rafael. Los recorridos temáticos que guía por la zona duran alrededor de tres horas y pueden hacerse cualquier día de la semana. Estos paseos pueden reservarse para grupos de tres personas en adelante. Reservaciones al 55 1748 3207 o 5546 3035.

Más Leídas

Ver Más