mayo 31, 2020
Cupra Ateca, una prueba de manejo y una escapada italiana
Paula Velasco

Viajamos a Lago di Como y pasamos dos días inolvidables, probando y conociendo las SUV Ateca y Formentor de Cupra.

Esta aventura comienza en Milán, con un Cupra Ateca. El camino hasta Lago di Como toma menos de 40 minutos pero con cada kilómetro se vuelve más sinuoso. Las carreteras que rodean el lago son imposiblemente estrechas pero la vista es inigualable. Entre los cipreses se asoman las montañas que rodean el lago, adornadas con villas de la nobleza italiana y celebridades de Hollywood. Entramos a Blevio y bajamos por la vía Enrico Cattori hasta el hotel Mandarin Oriental, donde el equipo de Cupra nos espera para comenzar esta aventura.

prueba cupra

La villa del Mandarin Oriental alguna vez perteneció a Giuditta Pasta, cantante de ópera del siglo XIX, favorita de los compositores Bellini y Donizetti. El romanticismo del paisaje es innegable, lo disfrutamos mientras comemos el almuerzo en la terraza del hotel. Al terminar, las SUV nos esperan para descubrir uno de los oficios más viejos de Como: la maquila de seda. Configuramos la ruta a 13 kilómetros del hotel, en Grandate, donde se encuentra la fábrica de seda Mantero, y nos pusimos en marcha. El trayecto es corto, pero no se necesita más para convencerse de que Ateca es un gran vehículo.

prueba cupra

Los caminos italianos necesitan determinación, así que cuando nos encontramos en persona con las cerradas curvas de la vía Enrico Cattori y la carretera a Grandate, no pudimos evitar explotar en risas nerviosas al maniobrar. Afortunadamente, Ateca fue una compañera confiable, ágil y perfecta para una novata en las pintorescas carreteras italianas. El interior de la Ateca es cómodo y panorámico, con todas las amenidades para pasar un buen rato en ella. Su motor de cuatro cilindros y propulsor de gasolina TSI de dos litros le brindó la potencia y velocidad para encarar cualquier curva cerrada a la que nos enfrentamos y pronto llegamos a la fábrica de seda, donde nos recibió Francesca Tongiorgi, brand manager de Mantero Seta 1902.

prueba cupra

Regresamos a Blevio al atardecer. En el hotel nos esperaba una sorpresa de Cupra. El Cupra Formentor, el primer vehículo diseñado exclusivamente por la marca, brillaba con la luz de verano frente a nosotros. Su diseño es imponente, la mezcla perfecta entre un vehículo deportivo y una SUV. El color llama la atención: un azul cobalto mate lo cubre mientras que las costuras cobrizas de los interiores lo complementan. “Para hacer un auto bello la proporción es básica, es como el cuerpo humano. La Formentor, como pueden ver, tiene un largo y orgulloso capó, la proporción del frente con el resto de auto es muy seductora. La mayor parte del auto se mueve visualmente hacia atrás, lo que le da la impresión de fluidez y la proporción de los lados se enfatiza con la simpleza de las líneas”, explica Alejandro Mesonero Romanos, director de diseño de la marca, quien nos acompaña en el viaje.

prueba cupra

El día dos nos montamos de nuevo en las camionetas y salimos a la carretera que nos llevará a Pianello del Lario. Tomamos la SS340 que recorre el lago de un extremo al otro. Cipreses, olivos y pequeñas villas flanquean la carretera. El recorrido de 50 kilómetros es espectacular y divertido, el camino se transforma en cuestión de minutos de un carril ancho, industrial y con tráfico a uno donde apenas cabe la SUV.

prueba cupra

Llegamos al museo de la Barca Lariana, que alberga más de 500 barcos. El objetivo del museo es reconocer la gran tradición náutica en Como, sin dejar atrás las innovaciones tecnológicas, ya que cuentan con actividades digitales y experiencias de realidad virtual para mostrar la evolución de la navegación en el lago.

prueba cupra

Subimos una vez a la más a las SUV para dirigirnos hacia el embarcadero y dar un último paseo por el lago. El día nublado no opaca la belleza del paisaje, que disfrutamos mientras tomamos prosecco y brindamos por el futuro de Cupra. Con ambos modelos, Ateca y Formentor, Cupra se posiciona como una marca astuta y joven. Su mirada al futuro esta puesta en motores híbridos y engloba un concepto de lifestyle muy detallista, de ahí que hayan decidido trabajar con diversas marcas globales, desde lentes de sol hasta marroquinería fina, para destacar al cliente de Cupra.

Cupra podrá ser nueva, pero tiene el conocimiento y peso de Seat para lograr hacer grandes cosas. Ateca y Formentor son sólo ejemplos del excelente trabajo que tiene por delante la marca española.

Más Leídas

Ver Más