octubre 17, 2017
La fuerza de un encuentro
Redacción TravesíasFoto: Paco Díaz

 

Entre mis pasiones están los deportes, por eso de vez en cuando me escapo temprano de cualquier junta o compromiso laboral para ver alguna final o partido importante de beisbol, natación, futbol americano o soccer; cualquier evento que implique una competencia sana.

Alboa

Eso me da la oportunidad de terminar el día al lado de mis mejores amigos, disfrutando cada segundo del tiempo que podemos compartir juntos. Por eso acostumbramos reunirnos en Alboa, en San Pedro de los Pinos, donde podemos convivir en una enorme mesa mientras celebramos nuestras complicidades, debatimos los partidos y ordenamos alguna de las hamburguesas del menú, que por cierto fue elaborado por Daniel Ovadía, uno de los chefs más reconocidos del momento.

Llegar a tiempo a estas reuniones, desde cualquier punto de la ciudad, no es nada complicado, en especial gracias al GPS de mi vehículo, el cual, en cuestión de segundos, marca una ruta que me guía por las zonas menos congestionadas de esta metrópoli. Además, su estabilidad me hace sentir tranquilo al recorrer cualquier trayecto.

Alboa

Confiar en que siempre estaremos reunidos en ocasiones especiales nos permite encontrar la fuerza de una amistad sin límites y darnos el lujo de vernos cualquier día de la semana, sin pretexto alguno. Así son mis tardes, así es nuestro lujo, nuestros momentos.