mayo 31, 2017
3 versiones de Canadá
Diego Parás

Cubrir todo el territorio del segundo país más grande del mundo en un sólo medio de transporte sería imposible, por eso te decimos 3 maneras “diferentes” de recorrer The Great White North.

1. De Kugluktuk (Canadá) a Kangerlussuaq (Groenlandia), en crucero


El ártico Canadiense está compuesto por más de 36,000 islas, por lo que la mejor manera de explorarlo es en barco. Adventure Life junto con Parks Canada, ofrece un recorrido en crucero de 17 días en el que podrás ver auroras boreales, visitar 3 parques nacionales (Qausuittuq, Simirlik y Auyuittuq) con un guía experto, conocer la manera en que viven las comunidades Inuit y buscar a los osos polares entre paisajes dignos de ser relatados; entre muchas experiencias más. Conoce el lado salvaje de este país sin tener que preocuparte por ser un experto en supervivencia a bordo de este crucero.

Información práctica:

¿Cuándo ir?: El próximo viaje zarpa el 7 de septiembre de 2017
¿Qué llevar?: No hay mal clima, hay mala vestimenta. El norte de Canadá es muy frío, lleva ropa especial para temperaturas bajo cero.
A considerar: el viaje termina en Groenlandia, desde ahí podrás tomar un vuelo con Air Greenland.
Para reservar: adventurelife.com

2. De Vancouver a Toronto, en tren


4,466 kilómetros, 4 noches, 1 sólo tren. “The Canadian” cruza este país desde Toronto hasta Vancouver pasando por ciudades como Winnipeg, Edmonton y Saskatoon (ida y vuelta). Sube al tren y despreocúpate por todo lo demás; durante 3 días disfrutarás del cambiante paisaje de Canadá: desde los lagos del norte de Ontario hasta las Montañas Rocallosas de la Columbia Británica.

Este icónico tren, que aparece en el billete de 10 dólares canadienses, no sólo te permite conocer la naturaleza de cada región sino también su cocina. Cada día probarás los ingredientes locales del lugar en el que te encuentres, haciendo de tu experiencia un viaje culinario.

Información práctica:
¿Cuándo ir?: Las temporadas en Canadá son muy marcadas, así que viajar en cada una será una experiencia única. Te recomendamos viajar en invierno para poder disfrutar de la nieve desde la comodidad del tren o en otoño para admirar los coloridos paisajes.
¿Qué llevar?: Gran parte de lo que necesitarás lo proporciona el tren. No puedes olvidar llevar tu cámara.
A considerar: el tren, así como los aviones, cuenta con distintas clases y cada una tiene acceso a diferentes comodidades y capacidades de equipaje.
Para reservar: viarail.ca

3. De Banff a Canmore, caminando.

Con 23,922 kilómetros, “The Great Trail” busca conectar todo Canadá a través de caminos para cruzar el país caminando o en bicicleta. Hay desde rutas familiares hasta las que sólo deportistas entrenados pueden recorrer. Te recomendamos la ruta llamada “The Goat Creek Trail”. Este tramo de 17 kilómetros entre Banff y Canmore te permitirá vivir la experiencia natural canadiense por excelencia: cruzar un bosque por una vereda entre los altos pinos, lleno de arroyos y puentes que cruzan ríos siempre acompañado por el Mount Rundle a lo lejos en todo momento.

Para no perderse en la inmensidad de los caminos, existe una aplicación que puedes bajar a tu celular que te guiará por la ruta que seleccionaste.

Información práctica:

¿Cuándo ir?: Es recomendable caminar o pedalear en verano ya que las temperaturas bajas del invierno canadiense pueden complicar el tránsito.
¿Qué llevar?: Ropa cómoda, botas especiales de montañismo, repelente de moscos y un sombrero. Es indispensable viajar con suficiente agua y alimentos para el camino.
A considerar: Es muy importante saber la dificultad de la ruta que se haya elegido para saber si uno está capacitado para terminarla.

Más Leídas

Ver Más