México

Tepoztlán >< Slider

Viaje de bienestar en Tepoztlán: una escapada de tranquilidad para el cuerpo y la mente

Tepoztlán, un pequeño poblado al pie del majestuoso cerro del Tepozteco, se ha ganado (con toda razón) la reputación de ser un centro de paz y bienestar. Es ahí, a unos 80 kilómetros de la Ciudad de México, que podrás desacelerarte y volver tu mirada al interior.

septiembre 2021

Guías de México
en Travesías

Es increíble cómo hay lugares en donde el tiempo parece moverse a otro ritmo, en donde las preocupaciones y la prisa de las grandes ciudades se desvanecen y de pronto los sentidos se despiertan para encontrar armonía y belleza en todas partes. Así sucede en Tepoztlán, un pequeño poblado morelense ubicado en las faldas del cerro el Tepozteco, a unos 80 kilómetros de la Ciudad de México. Ahí las mañanas comienzan apenas se oye el trino de las aves, las tardes se funden en un brillo dorado, y las noches se vuelven un espectáculo de estrellas.

Además de ser considerado un centro energético, este Pueblo Mágico ofrece varias opciones holísticas, de salud, descanso y bienestar para todo aquel que vaya en busca de tranquilidad. No sorprende, entonces, que Tepoztlán haya sido nombrado “lugar de paz” por el Dalai Lama. Si te urge una escapada para volver a la calma y el bienestar, sigue leyendo.

Rituales para el cuerpo y la mente

Tepoztlán ofrece una gama muy variada de tratamientos y experiencias, desde rituales ancestrales en temazcales, masajes holísticos, fotografía de aura, espacios para practicar yoga y meditación, e incluso baños sonoros con cuencos. También podrás encontrar ahí oportunidades para practicar senderismo y otras actividades en la naturaleza y una variada oferta gastronómica a base de productos locales.

Foto: cortesía Amomoxtli.

Relájate con un tratamiento inspirado en el amanecer de Tepoztlán

Al pie del majestuoso Tepozteco se encuentra el hotel Amomoxtli, resguardado entre árboles y jardines que presumen coloridas flores. Este lugar no acepta niños menores de 13 años ni mascotas, así que el silencio reina entre sus contados cuartos. El spa del hotel ofrece tratamientos con técnicas y hierbas ancestrales, como el Baño Sagrado Mayahuel, que incluye un baño tibio con pulque. Uno de sus tratamientos más interesantes es el Ritual Relajante de la Montaña, cuya inspiración fue el amanecer de Tepoztlán. Todo comienza con aromaterapia relajante de lavanda, pericón y azahares. Luego sigue una exfoliación corporal, un tratamiento de barro y lavanda y un masaje de 50 minutos.

Mesa de Origen, el restaurante del hotel, tiene deliciosos platillos elaborados con ingredientes regionales. Además, se han dado a la tarea de buscar sorprendentes recetas locales.
Amomoxtli tiene un salón equipado para practicar yoga y ofrece paquetes para grupos, si es que decides viajar con más personas.

Foto: cortesía Amomoxtli.

Vuelve a la calma entre laberintos y hermosas vistas

Con habitaciones diseñadas bajo los lineamientos del Feng Shui, el Hostal de la Luz es un espacio arquitectónicamente innovador que promueve actividades contemplativas. Ahí podrás practicar yoga, meditación, tai-chi, sound healing y caminar dentro de su laberinto, uno de los grandes atractivos del lugar. También podrás disfrutar de masajes en su spa, terapias guiadas por la Chamana, Mariana Etziakame, o darte un baño detox en temazcal. Si vas a este lugar puedes probar una de sus terapias como la Hidrochakral, que es un masaje con agua energizada con cuarzo que equilibrará tus siete chacras. Shambala, el restaurante del Hostal de la Luz, tiene una bóveda circular que no debes dejar de visitar.

Otra opción con una arquitectura elegante y sobria es el hotel Casa de Agua. Rodeado de montañas y hermosas vistas, este hotel está pensado para generar tranquilidad y descanso. Aquí encontrarás opciones de terapias de sanación, lugares para practicar yoga y masajes. El rooftop de este hotel es un espacio ideal para llenarte de energía y disfrutar de una vista panorámica. Su restaurante, Hoja Santa, mezcla la cocina mexicana con discretos toques contemporáneos. Aquí también tendrás opción de entrar a un temazcal llamado Quetzalpapalotl (Mariposa Preciosa), que se realiza bajo la tradición mexica. Si vas a Casa de Agua no dejes de probar su masaje a base de chocolate, un agasajo para el cuerpo y el paladar.

Foto: cortesía Casa de Agua.

Disfruta un baño en temazcal con técnicas ancestrales

Con más de 70 años, Posada del Tepozteco es un clásico de clásicos. En sus habitaciones se han hospedado muralistas como Diego Rivera, Rufino Tamayo y David Alfaro Siqueiros. El hotel cuenta con una estupa que debes visitar estando ahí. También cuenta con un temazcal, que combina cuatro elementos principales: la tierra que absorbe impurezas, el agua que limpia y clarifica, el fuego que purifica y el aire, “soplo creador de los antepasados”.

El restaurante del hotel, llamado también Posada del Tepozteco, es una propuesta culinaria que incluye platillos típicos de la región, así como algunas recetas internacionales. Si comes ahí podrás disfrutar su encantadora vista del valle de Tepoztlán.

Posada del Tepozteco. Foto: cortesía.

Fotografía tu aura y ponte en contacto con la naturaleza

Para cerrar tu viaje, en el hotel Luz Azul podrás vivir una experiencia completamente diferente. Este centro áurico se especializa en fotografiar la energía que emite tu cuerpo para hacer un estudio de tu bienestar general. Además de ofrecer agradables cuartos de hotel, Luz Azul está abierto para retiros y cuenta con un spa. Ahí también encontrarás caminatas en la naturaleza con un enfoque ceremonial.

Foto: Diego Berruecos.

¿Te gustó esta nota? Suscríbete a nuestro newsletter aquí para tener acceso a todo el contenido de Travesías.

***

También te recomendamos:
De lo gris de la Ciudad de México a lo verde de Tepoztlán
Tepoztlán: bienestar, misticismo y montañas a un paso
Amomoxtli en Tepoztlán, el hotel que te conecta con la naturaleza


Inspiración Travesías