julio 5, 2018
5 secretos en Lyon
Enrique Escalona

París ya tiene demasiados turistas, es hora de mirar hacia una de las ciudades más auténticas de Francia.

1. Dos ríos para pasear

París tiene el Sena, pero Lyon es atravesado por dos ríos. El Saona es el más romántico, tiene un malecón angosto, arbolado y con vistas a la parte medieval de la ciudad. El Ródano es más grande y su orilla izquierda tiene un malecón amplio, con jardines, pista para bicis, áreas para correr, juegos infantiles y bancas para destapar un vino o beber una cerveza. En sus orillas acaba de abrir el Grand Hôtel-Dieu, un palacio que data del siglo XV y que fue remodelado para convertirse en la zona de restaurantes y tiendas de lujo más grande de Europa.
onlylyon.com

2. Colinas de Fourvière

Un funicular lleva a los visitantes a la parte más alta de Lyon, donde los galos fundaron la capital de la antigua Galia, llamada Lugdunum. El lugar cuenta con un magnífico museo arqueológico excavado dentro de una colina, un teatro romano donde cada verano hay un festival de música y teatro, además de jardines, paseos entre ruinas y una basílica que domina la ciudad. Al bajar por las calles estrechas hacia el viejo Lyon encontrarás una veintena de restaurantes con estrellas Michelin, que recuerdan que esta ciudad es la capital gastronómica de Francia.

3. Jardín de las curiosidades

Sin duda la joya de Lyon es el Parque de la Cabeza de Oro, que ocupa gran parte de la ciudad y es uno de los más grandes de Europa, pero recientemente se abrieron una serie de terrazas, concebidas por paisajistas y escultores de Montreal. El proyecto se llama Jardin des Curiosités y cuenta con hermosas vistas, una colección de sillas, esculturas, puentes, senderos y prados para disfrutar de un picnic con charcutería y vinos adquiridos en los mercados a orillas del Saona.

4. Un barrio vanguardista de los años 20

El quartier Villeurbanne fue creado por el arquitecto Tony Garnier bajo la idea de la “ciudad ideal”: una serie de rascacielos, avenidas peatonales llenas de comercios, panaderías, bares con mesas exteriores, una plaza con fuentes y una alcaldía en estilo funcionalista. En otras zonas de Lyon se pueden ver más construcciones suyas: el Palacio de la Industria, hoy una sala de conciertos; el estadio de Gerland y el barrio Estados Unidos, que en 1917 se convirtió en la primera Unidad Habitacional de Francia, donde se conserva un apartamento con la decoración original y un pequeño museo dedicado a Garnier, el arquitecto que inspiró a Le Corbusier y a la escuela alemana Bauhaus.
museeurbaintonygarnier.com 

5. Museo de las Confluencias

 A las afueras de Lyon los ríos Saona y Ródano se unen en un antiguo puerto industrial que se ha convertido en la zona más moderna de Francia. Tiene apartamentos de lujo con amplias terrazas y muelles privados; una fábrica antigua llamada la Sucrière convertida en un local dedicado a la música electrónica; transporte público con autobuses sin conductor y el Musée des Confluences, que abrió en 2014 y exhibe muestras temporales y la colección permanente con las curiosidades de un antiguo museo de historia natural. Vale la pena subir al bar del último piso, tiene vistas magníficas de la ciudad y una buena gama de cerveza artesanal local.
museedesconfluences.fr

***

Tal vez te interese:

Banksy reaparece en París
¿Qué vino pedir en Francia?
El valle de Loire: la esencia de Francia

Más Leídas

Ver Más