abril 25, 2019
En Cancún hay un museo abajo del agua (y es el más grande del mundo)
Paola Gerez Levy

Los museos y las exhibiciones no están limitados a salas de cuatro paredes y un techo.

Lo que empezó como un conjunto de espacios privados en los que la aristocracia coleccionaba objetos exóticos, pronto se convirtió en un referente para explicar la cultura de los distintos países. En la actualidad, los museos resguardan los tesoros de la humanidad, vengan de donde vengan. Los hay de varios tipos: de arte contemporáneo, de historia, de juguetes, de fósiles y en México incluso se puede encontrar uno que lleva el concepto de sala de exposición a otro nivel. Nos referimos al Museo Subacuático de Arte (MUSA), en donde las esculturas no están sobre pedestales sino descansando en la arena marina.

Este espacio escultórico se encuentra a lo largo de la costa que está entre Cancún e Isla Mujeres. Además de ser un museo de arte, la intención última de sus fundadores Roberto Díaz Abraham y Jaime González Cano fue regenerar parte del Arrecife Mesoamericano, el segundo escollo de corales más extenso del planeta, después de la Gran Barrera de Coral en Australia.

MUSA Museo Subacuático de Arte Cancún

La colección del MUSA consta de 500 esculturas hundidas en tres galerías: Manchones, Punta Nizuc y Punta Sam. 50 de ellas pertenecen a los artistas Elier Amdo Gil, Roberto Díaz Abraham, Karen Salinas, Rodrigo Quiñones y Salvador Quiroz.

Las otras 450 –englobagas en la serie La Evolución Silenciosa– fueron encargadas al artista inglés Jason deCaires Taylor, quien también es buzo y fotógrafo submarino. Las piezas sumergidas son su especialidad, así lo demuestran las obras que ha dejado bajo el agua de Bahamas, Oslo, las Islas Canarias y las Maldivas.

MUSA Museo Subacuático de Arte Cancún

Un museo para los corales

El museo se inauguró en 2009, en un momento crucial en la supervivencia de la vida marina del Caribe. Entre la intervención humana y la contaminación, el suelo del sureste mexicano sufrió una de sus peores tragedias tras el paso del huracán Wilma en 2005.

Así, con la conservación en mente, las esculturas se fabricaron de una mezcla especial de concreto con numerosas grietas y huecos en su superficie. Estas irregularidades facilitaron que diferentes especies de corales, algas y crustáceos pequeños se instalaran en ellas y generaran, con el tiempo, un nuevo hábitat acuático.

museo MUSA Cancún

El Sistema Arrecifal Mesoamericano (SAM) es el más importante del hemisferio occidental. A lo largo de 1.000 km de costa, este ecosistema toca el litoral de México, Belice, Guatemala y Honduras y es casa de 60 especies de corales, tortugas, manatíes, tiburones ballena y cientos de peces, por nombrar algunos.

Visitar el Museo Subacuático

Conocer este recinto marino es una experiencia especial, pues la única manera de acercarse a las obras es desde el agua –ya sea buceando, con snórquel o a bordo de un barco con piso de cristal.

Las visitas oficiales se pueden reservar aquí.

***

También te recomendamos:
El impresionante Museo Nacional de Catar abrió sus puertas
Buenas noticias: habrá vuelo directo de Cancún a Brasilia
A donde no todos llegan: un viaje en barco por las islas del Caribe

Más Leídas

Ver Más