mayo 19, 2017
Toronto “Diversity: Our Strength”
Redacción Travesías

Multicultural, diversa e incluyente, Toronto es la personificación del Canadá amable, abierto y progresista. Sí, si Toronto fuera una persona sería Justin Trudeau.

“Diversity: Our Strength” / “La diversidad es nuestra fuerza”, proclama el lema de Toronto. Con cerca de tres millones de habitantes (5.5 contando la zona conurbada), la ciudad más grande de Canadá es un semillero multicultural: la mitad de la población nació fuera del país y algunos censos apuntan a que hay al menos 200 orígenes étnicos distintos, de los cuales sólo 28 provienen de una herencia europea. El servicio de emergencia 911 de la ciudad presume de responder llamadas en 150 idiomas, desde árabe hasta armenio, pasando por tagalo y urdu. Uno encuentra puestos de falafel enfrente de restaurantes de sushi, bares etíopes junto a carnicerías portuguesas, salvadoreños que ofrecen comida mexicana en el corazón de Koreatown. Y todo esto sin tomar en cuenta otros tipos y símbolos de la diversidad, desde el arcoíris en los cruces peatonales que adornan las calles de The Village —el centro de la comunidad lgbtq+ de la ciudad—, las cañadas bordeadas de árboles junto a los conjuntos de rascacielos; o las iglesias, sinagogas, templos y mezquitas que sirven a los creyentes.

Todo esto no significa que Toronto sea una utopía multicultural. La inclusividad es un trabajo en proceso, y este gran experimento de la diversidad que es Toronto se ha topado con bastantes retos. Pero para muchos residentes, los diversos puntos de vista y la variedad gastronómica, seamos honestos, es lo que la hace interesante; la razón por la que ésta es una ciudad excitante y adictiva para vivir. Y para los viajeros que quieren adentrarse más en la cultura y los barrios, aquí no hay tiempo para aburrirse. Éstas son algunas ideas para empezar a explorar.

Museos y galerías

Relativamente nuevo en la escena local, el Aga Khan Museum, inaugurado en abril de 2014, es un espacio de 6.8 hectáreas que también incluye el Ismaili Centre Toronto y unos jardines que se extienden hacia el parque. La propiedad es parte del imperio cultural de Aga Khan, el heredero espiritual 49o de los ismaelitas, una corriente de los chiitas musulmanes conformada por entre 12 y 15 millones de personas por el mundo. La misión del museo es dar a conocer la herencia cultural, intelectual y científica de las civilizaciones musulmanas, algo que consigue a través de una colección permanente de más de mil objetos —caligrafía iraní del siglo xv, el gabinete de un escribano español, antiguos manuscritos de India—, además de eventos y exposiciones temporales. Pero uno de sus atractivos ha sido el edificio mismo, obra del arquitecto Fumihiko Maki. Diseñado para maximizar el impacto de la luz natural, se ha convertido en una parada frecuentada por los instagramers, cuyas dramáticas tomas con luces y sombras en sus paredes o su domo en forma de pirámide de vidrio suele aparecer en las redes de Toronto.

Los orígenes de la Art Gallery of Ontario tienen más de un siglo, pero su actual encarnación —incluyendo el proyecto de renovación y expansión que encabezó Frank Gehry— tiene menos de una década. Más de 80 mil piezas que van desde el canadiense “Grupo de los Siete” hasta los maestros europeos, pasando por la fotografía, el arte contemporáneo y la colección más grande del país de arte africano y de Oceanía (hay que asomarse a la tienda shopAGO para encontrar souvenirs y regalitos de diseño). Este verano, el 29 de junio y como parte de las celebraciones del aniversario 150 de Canadá, el museo ofrecerá una exhibición especial que explora el signi cado de ser canadiense hoy en día. “Every. Now. Then: Reframing Nationhood” está basada en la primicia de que, en palabras del curador Andrew Hunter: “Canadá es un trabajo dinámico y en progreso”. Los 33 proyectos de artistas de todo el país tratan preguntas básicas: ¿de dónde viene Canadá?, ¿qué es hoy Canadá?, ¿a dónde vamos?

En el bullicioso corazón de Toronto se encuentra Ryerson University, que se especializa en carreras de orientación profesional. Como parte de su misión, el proyecto del Ryerson Image Center es un espacio dedicado al estudio e investigación de la fotografía, y que también funciona como foro de exhibición orientado a temas sociales, históricos, culturales y estéticos. Este verano se llevarán a cabo una serie de exposiciones que harán referencia a los temas de identidad tanto dentro como fuera del centro y en lugares públicos. “Battle elds of My Ancestors” de la artista Shelley Niro, por ejemplo, documenta batallas históricas de importancia para su gente; mientras que la galería principal albergará objetos de la artista Suzy Lake, ganadora del 2016 Scotiabank Photography Award, cuyo trabajo habla de la autorepresentación, la identidad femenina y el envejecimiento del cuerpo.

Naturaleza y espacios al aire libre

Canadá tiene 46 parques nacionales entre una costa y otra, pero solamente uno de ellos se encuentra en una zona urbana al este: el Rouge National Urban Park. Todavía queda pendiente que algunas parcelas de tierra se integren al parque, pero eventualmente el sitio tendrá 80 km2 del Rouge River Valley que incluirán playas, pantanos, bosques y campos. La forma más fácil de explorar el paisaje es a pie, ya sea de manera independiente o con un guía. Hay caminatas temáticas (desde “Flores de la primavera” hasta “Fotografía de pájaros”) que se organizan todo el año, de manera gratuita y que se adaptan a distintas dificultades, distancias e intereses, pensando en los que viajan con niños.

Las mejores vistas del skyline de Toronto se consiguen desde el agua. Hay que hacer una excursión de un día a las Toronto Islands para disfrutar de un picnic, un rato de playa y accesos a los parques y la naturaleza (hasta hay un pequeño parque de diversiones para los niños). Se puede llegar en el ferry o contratar un taxi acuático privado. Para una aventura guiada, una buena opción es un tour de paddle por los canales y lagunas. The Harbourfront Canoe & Kayak Centre ofrece paseos por los numerosos canales de las islas, no se necesita experiencia. Se puede elegir entre kayaks para dos personas o una gran canoa con capacidad para 18 personas. Ambos tours duran cerca de tres horas e incluyen una clase para aprender a hacer paddle.

En metro también se puede llegar a un espacio verde, High Park, en el West End de la ciudad. Hay que perderse por los prados, los bosques y los humedales, o anotarse a un tour con el High Park Nature Centre. La temporada de eventos de verano comienza con las vistas de los árboles de cerezo, de influencia japonesa —este año, las flores de sakura deberían abrir la primera semana de mayo— e incluye talleres, avistamiento de aves para principiantes y reconocimiento de flores salvajes. Otra parada es el High Park Zoo, donde se puede conocer a sus residentes: bisontes, emús, llamas y capibaras.

Cultura

Cada septiembre, el Toronto International Film Festival recibe a celebridades y cine los de todo el mundo, para celebrar diez días de extravaganza. El resto del año, el TIFF Bell Lightbox proyecta películas y alberga exhibiciones y eventos como el Inside Out lgbt Film Festival, este año a celebrarse del 25 de mayo al 4 de junio. Especial para este 2017 será Canada on Screen, una retrospectiva de un año que explora la historia del cine canadiense, desde cortos hasta largometrajes, animaciones y documentales.

Un poco más al norte, en Bloor Street, un cine de barrio se ha convertido, cada primavera, desde hace cinco años, en el centro de acción del Hot Docs Film Festival. Ahora rebautizado como Hot Docs Ted Rogers Cinema. Este espacio abierto todo el año muestra documentales canadienses e internacionales, además de charlas y eventos especiales —desde las elecciones (en noviembre pasado se trasmitieron en vivo los resultados de las elecciones en Estados Unidos) hasta proyecciones de medianoche, como The Rocky Horror Picture Show con un cast de sombras.

Para los que prefieren los eventos en vivo, Canada Stage ofrece un abanico diverso de actos que van del teatro a la danza, pasando por la música, el multimedia y el cine, con la misión de “apuntalar la postura de Toronto dentro del diálogo cultural internacional”. La temporada 2017-18 incluye un favorito del verano, Shakespeare en High Park (este año se presentará King Lear y Twelfth Night), una ópera basada en “El capote” del ruso Nikolái Gogol y una actuación en conjunto del bailarín de máscaras groenlandés Laakkuluk Williamson Bathory y la multipremiada cantante inuit Tanya Tagaq.

El Harbourfront Center, en la zona costera de la ciudad, es un hub cultural que presenta distintos eventos a lo largo del año: festivales, performances, programas infantiles, instalaciones de arte, talleres, etc. La programación veraniega explora todo el espectro: los niños disfrutarán de actos de circo aéreo, habrá música en vivo durante el día y un show del Ballet Creole (una compañía cuyo estilo se basa en las tradiciones caribeñas y africanas). Los programas de artesanías y diseño incluyen clases de vidrio soplado, joyería o recuerdos familiares para hacer con los niños.

Todo esto no significa que Toronto sea una utopía multicultural. La inclusividad es un trabajo en proceso, y este gran experimento de la diversidad que es Toronto se ha topado con bastantes retos.

Barrios

Desde hace más de un siglo, olas de inmigrantes han encontrado su hogar en Kensington Market, un barrio del centro de la ciudad reconocido como Sitio Histórico Nacional de Canadá por su importancia como símbolo de la diversidad cultural del país. Hoy, sus estrechas calles, tiendas y restaurantes atraen tanto a locales como a turistas. Algunas de las paradas que hay que hacer incluyen la tienda de accesorios para bares 1⁄2 oz. Cocktail Emporium, el café estilo sueco Fika, la tienda de ropa vintage Courage My Love, Good Egg que se especializa en accesorios y libros de cocina, la panadería Blackbird Baking Co. y restaurantes como Pow Wow Café y Rasta Pasta. El último domingo del mes, desde mayo hasta octubre, las calles se cierran al tráfico y se hacen peatonales.

Al lado, Chinatown (uno de los seis que hay en toda la zona conurbada de Toronto) ha sido el centro de operaciones de la comunidad china desde los años cincuenta, más o menos (aunque los primeros inmigrantes chinos llegaron desde el siglo xix). Famoso por sus tiendas baratas y sus supermercados que se extienden hasta las bulliciosas banquetas, es también un destino gastronómico (aunque los expertos aseguran que en el norte de la ciudad se encuentran las mejores cocinas chinas). Hay que unirse a la multitud para un brunch de dim sum en Sky Dragon, donde sirven dumplings en sus vaporeras y el dulce y cremoso tofu fa, entre otras delicias que circulan en carritos por el local para que uno elija la que más se le antoje. También vale la pena asomarse por alguna botana exótica a K&K Tropical Fruit.

Aunque Roncesvalles tiene raíces británicas, actualmente su herencia se considera polaca, debido a los inmigrantes de la pos – guerra que llegaron aquí y abrieron negocios que sobreviven hasta el día de hoy, con todo y la gentrificación. Hay que hacerle un homenaje a esa historia con una comida de borscht, pierogies y rollos de col en Café Polonez antes de peinar todas las tiendas de la calle, como Likely General, la librería y tienda de discos She Said Boom! o la tienda de regalos Scout. La otra sería venir el 16 ó 17 de septiembre, cuando se celebra el Roncesvalles Polish Festival, con música, bailes, diversos puestos de comida e instalaciones.

En el este de la ciudad se encuentra Gerrard India Bazaar, un espacio donde se amontonan más de cien negocios que representan todas las regiones del sudeste asiático. Las telas son aquí campeonas —hay que venir a buscar coloridos textiles, ropa o artículos para el hogar—, además de joyería y artesanías. Pero, sin duda, la mayor atracción son los restaurantes, que ofrecen comida del norte y el sur de India, Sri Lanka, Pakistán y Bangladesh. Hay que probar las creaciones vegetarianas de Udupi Palace o los platos estilo callejero en Bombay Chowpatty. Cada verano, la calle recibe al Festival of South Asia, con eventos culturales y artísticos que incluyen proyecciones al aire libre de películas de Bollywood.

Dufferin Grove toma su nombre de Dufferin Grove Park, un espacio de 14 acres donde todo el año se monta el popular Farmers Market, los jueves en la tarde. La herencia portuguesa en esta área es muy fuerte y eso se refleja en muchos negocios, aunque su diversidad se extiende más allá: hay que probar el roti de Pam’s Caribbean Kitchen, los guisos etíopes y la injera de Nazareth o la cocina basada en vegetales de Hogtown Vegan. Aquí se encuentra también la comunidad gastronómica de The Depanneur, que se ha vuelto famosa por su Newcomer Kitchen, una iniciativa que busca ofrecerles a las refugiadas sirias recién llegadas la oportunidad de cocinar y vender su comida para ganarse un dinero.

Festivales y eventos

Scotiabank CONTACT Photography Festival

Del 28 de abril – 31demayo

CONTACT es el evento de fotografía más grande del mundo, con más de 1500 artistas que presentan su trabajo en 200 espacios distribuidos por la ciudad. Este año el festival se centra en Canadá, incluyendo muestras de fotoperiodistas afroamericanos, comunidades remotas de la costa y el Chinatown de Vancouver. scotiabankcontactphoto.com

Pride Month
Del 1 al 25 de junio.
La celebración anual de Toronto a la diversidad sexual y de género es la más grande de Norteamérica. Los eventos, que duran todo el mes, incluyen desde música en vivo y fiestas hasta lecturas y paneles que exploran los derechos humanos para culminar en el escandaloso Pride Parade, que celebra ya sus 37 años.

Toronto Fringe Festival
Del 5 al 16 de julio.
La versión de Toronto del movimiento independiente del teatro ha estado presente desde 1989 y exhibe más de 150 espectáculos en 30 espacios diferentes —además de obras, también hay danza, artes visuales, músicos callejeros y performances.

fringetoronto.com

Night It Up! Night Market
Del 14 al 16 de julio.
Hay que acercarse al norte, al municipio de Markham, para esta locura de comida asiática —desde hamburguesas de ramen hasta helados rasurados de matcha y brochetas de tofu fermentado—, además de un mercadito callejero, música y baile.

nightitup.com

Toronto Caribbean Carnival
Del 23 de julio al 13 de agosto
Este festival comprende múltiples eventos: presentaciones con tambores, concursos de trajes típicos, un gran des le, un carnaval, un día completo para disfrutar de gastronomía caribeña mientras se escuchan ritmos de Soca y Calypso.

torontocaribbeancarnival.com

Más Leídas

Ver Más