diciembre 17, 2017
El presente se encuentra en Casa Lecanda
Redacción Travesías

A bordo de la nueva KIA Sorento descubrimos una de las ciudades más emblemáticas de Yucatán: Mérida. Al llegar, las calles con aires coloniales, el clima cálido y una gran vegetación nos reciben en esta aventura.

Nuestro destino es el Centro Histórico, ya que ahí se encuentra una casona con arquitectura clásica y un estilo inigualable. Se trata de Casa Lecanda, un pequeño hotel boutique que conserva su esencia europea y dialoga con la belleza de la entidad.

El interior conserva su esplendor original —de la época del Sisal de Mérida— y se encuentra con el lujo contemporáneo. Casa Lecanda busca ser una experiencia única para los huéspedes o los visitantes del lugar a través de la serenidad, el silencio que impera y rituales de relajación.

Cada una de las habitaciones es distinta a la anterior. No es casualidad, sino una comprensión profunda de cómo influye la luz, la distribución y el paisaje en la manera en la que cada uno de sus visitantes se hospeda.

La madera es protagonista al interior. Ya sea en las cabeceras con detalles, en los muebles del baño o las tumbonas de los balcones –desde donde se pueden apreciar atardeceres majestuosos–, este material trae a la memoria la nostalgia de un pasado emblemático.

Casa Lecanda

Así, este #KIATravel  a Casa Lecanda nos permitió conocer uno de los hoteles boutique imperdibles en Mérida, pero también descubrir un recinto ideal para descubrir la belleza del estado y de la península, para reencontrarse consigo mismo.