mayo 23, 2018
Adrenalina en Puerto
Teresa Cristo

Precisión, valentía y velocidad son factores clave al momento de montar una bicicleta y descender en una ruta bastante técnica con obstáculos tanto naturales como artificiales: raíces, lodo, piedras, saltos, rampas, drops y peraltes en el menor tiempo posible. Esta modalidad del ciclismo de montaña se conoce como Downhill y por lo general, se practica en bosques, cerros, desfiladeros e inclusive en locaciones urbanas.

Uno a uno, cada competidor sale en intervalos de 30 segundos, o de un minuto, dependiendo del formato de la carrera, en sofisticadas bicicletas elaboradas en aleaciones de titanio, fibra de carbono y aluminio, diseñadas especialmente para ser robustas, ligeras y al mismo tiempo resistentes. Están equipadas con frenos de disco hidráulicos, un amplio recorrido de suspensión y componentes muy duraderos.

Este mismo formato de competencia se aplica en la versión Downhill Urbano. En el caso de México, las fechas internacionales incluyen el Down Hill Taxco y Down Puerto Vallarta. Ambas, con una geografía ideal que se presta para actividades de aventura, promoviendo el destino de una manera distinta y original.

Downhill

Down Puerto Vallarta 2018

El Fideicomiso de Puerto Vallarta en conjunto con Volvo Cars y Altius Events, la empresa organizadora, realizaron la edición Down Puerto Vallarta 2018, un evento en el marco de los 100 años como municipio y 50 años como ciudad. 30,000 fueron los asistentes que presenciaron las espectaculares maniobras y saltos de alto grado de dificultad.

Los participantes vienen de todas partes del mundo y diez son mexicanos. En Travesías tuvimos la oportunidad de conocer y conversar con algunos de ellos. Ray Fournier tiene 17 años, una de las promesas de esta disciplina que acaba de lograr su primer podio, un tercer lugar al lado de los experimentados Remy Metailler de Francia y Pedro Ferreira de Chile. Ver a estos chicos realizar hazañas, saltos invertidos y giros da una sensación de que la técnica es sencilla, pero su ejecución resulta bastante compleja.

La entrevista

Conversamos con Ricardo Peredo, uno de los atletas mexicanos más sobresalientes, quien en 2014 fue campeón nacional. Desde muy pequeño ha realizado deportes en general por la influencia de su padre. Al ser de Valle de Bravo, el contacto con la bicicleta y la naturaleza se dio de forma natural. A los quince años, descubrió el mundo del Downhill en un video que le mostró un amigo y desde ahí supo que eso era lo que quería hacer. En un lapso de 3 a 4 años consiguió su primera bicicleta de Downhill y, a partir de entonces no ha dejado de practicar y competir. Como parte de su entrenamiento incluye ejercicios funcionales ya que se requiere de una condición física adecuada para resistir golpes y no cansarse con facilidad. Además, procura usar la bicicleta el mayor tiempo posible, fijándose en todo momento en qué aspectos es posible mejorar.

Downhill

Al lado de amigos, Ricardo practica bicicleta de ruta en el Ajusco o el Desierto de los Leones, imprescindibles para ganar condición física. El aspecto mental es básico para el entrenamiento de un atleta al lograr un buen enfoque durante el proceso de preparación como el mismo día de la competencia, haciendo toda la diferencia con los excelentes resultados.

El Best trick, es el reconocimiento que Volvo Cars otorga al más intrépido, al más osado, a quien realice la hazaña que deje al público boquiabierto. El primer lugar fue para Antoine Bizet de Francia, seguido de Adolf Silva de España y Dj Brandt de Estados Unidos.