junio 26, 2018
A tiempo. Nuestro especial de alta relojería
Luz Arredondoy Teresa Cristo

La industria relojera suiza continúa desarrollando ideas innovadoras con las que atraer a públicos diferentes. Ya sea para los coleccionistas más consagrados o para quienes apenas descubren la alta relojería, siempre hay complicaciones capaces de dejarnos con la boca abierta.

Desde las ediciones clásicas que reflejan la esencia de las marcas con toques vintage, en busca de resaltar la tradición y el porqué vale la pena invertir en lujo; hasta la innovación profunda de piezas que resaltan, del otro lado de la moneda, las proezas de sus maestros relojeros en las pequeñas cajas donde habitan los movimientos. Así es como los aficionados a los relojes expresan, a partir de su elección, su personalidad y forma de ver el mundo.

Travesías visitó las prestigiosas ferias de Basel y Ginebra para descubrir las piezas del año. En esta era digital, queda claro que se sigue valorando la tradición artesanal relojera.

GMT-Master II

Rolex presentó una pieza sobresaliente: el Oyster Perpetual GMT-Master II que cuenta, además, con un movimiento nuevo, el calibre de nueva generación 3285 que destaca por un mayor rendimiento en términos de precisión y garantiza una reserva de marcha de 70 horas, así como una lectura simultánea de dos usos horarios. Preciso, fiable, resistente y funcional. Un reloj ideal para quienes recorren el mundo.
Movimiento mecánico de cuerda automática, caja Oyster en acero de 40 mm, bisel giratorio bidireccional con disco Cerachrom graduado 24 horas, bicolor de cerámica roja y azul, brazalete Jubilé de cinco eslabones.

Rolex

Royal Oak Offshore

Audemars Piguet presentó una serie de versiones del ya clásico Royal Oak Offshore, que cumple 25 años. Un reloj deportivo que se desarrolló en 1993 y que se ha convertido en uno de los modelos más deseados por los aficionados a esta marca. Es un reloj fuerte con diversos colores y acabados, deportivo y con mucha personalidad, ideal para el viajero actual que no para en su recorrido por el mundo.
Reedición 2018 del modelo de 1993. Cronógrafo con movimiento mecánico automático, 42 mm, caja y brazalete en acero inoxidable, esfera azul con motivo Petite Tapisserie.

Audemars Piguet

5270P Cronógrafo con Calendario Perpetuo

Es el heredero de un gran clásico de Patek Philippe, desde 1941. La manufactura rinde homenaje a la sofisticación técnica de esta gran complicación al vestirla, por primera vez, con el metal más noble, el platino. El contraste entre la esfera de color opalino dorado y las cifras aplicadas de oro ennegrecidas le otorgan una excelente legibilidad. Una pieza exquisita que evoca a los tiempos de antaño.
Cronógrafo con calendario perpetuo, seis innovaciones patentadas, caja en platino, 41 mm, pulsera en piel de aligátor con escamas cuadradas.

Patek Philippe

Classique Tourbillon Extra-Plat Automatique

Breguet incorpora a su colección Grandes Complicaciones, una pieza que se esperaba desde hacía tiempo, ya que, hasta ahora, ningún modelo de esta línea contaba con una esfera de esmalte Grand Feu. Esta pieza representa una interpretación sencilla del tourbillon sobre una decoración minimalista donde la información ha quedado reducida a lo esencial para otorgar al mecanismo el protagonismo que se merece.
Movimiento mecánico de carga automática extraplano 3 mm, caja en oro rosa de 18 quilates de 42 mm, esfera de esmalte Grand Feu. Tourbillon con jaula de titanio. Reserva de marcha de 80 horas. Correa de piel de aligátor con hebilla desplegable en oro.

Breguet

Polaris Chronograph WT

El lanzamiento de Jaeger-LeCoultre de este año es Polaris. Un reloj que retoma la estética del modelo icónico Memovox Polaris de 1968. Su campaña se llama Made of Makers y busca recordar a toda la gente increíble que participa en la creación de estas máquinas de tiempo: desde el relojero hasta quien hace el brazalete; verdaderos artesanos que reflejan su pasión al crear objetos extraordinarios.
Movimiento mecánico automático, cronógrafo con hora universal, 44 mm, caja en titanio, esfera negra o azul océano, correa intercambiable.

Jaeger-Lecoultre

Boy·Friend Esqueleto

Chanel presentó Boy·Friend Esqueleto. Después de tres años de desarrollo, este tercer movimiento in-house ha sido diseñado para sorprender al mundo entero. Una serie de círculos entrelazados y alineados verticalmente parecen flotar en su caja octogonal.
Movimiento mecánico de cuerda manual esqueleto, caja y bisel en oro beige de 18 quilates, brazalete de aligátor negro brillante con cierre ardillón en oro beige de 18 kt. Reserva de marcha de 55 horas.

Chanel

1815 Homage to Walter Lange

La manufactura relojera suiza rinde homenaje a su fundador, quien logró revivir la tradición de la marca en Glashütte en 1990. Walter Lange murió el año pasado. Este modelo tiene una complicación relojera de segundos saltantes que inventó su tatarabuelo Ferdinand Adolph Lange hace más de ciento cincuenta años. Es un modelo muy especial que refleja la perfección con la que su fundador cuidó a la marca.
Movimiento mecánico de cuerda manual, 40.5 mm, caja en oro blanco con esfera en plata maciza plateada, correa en piel de aligátor negra. Edición limitada.

A Lange

Fiftysix

Este reloj es un clásico de clásicos. Una nueva pieza de Vacheron Constantin que retoma toda la estética de los años cincuenta, inspirada en un modelo de 1956, para ser precisos. Minimalista, refinado, para un consumidor joven que gusta de lo vintage. Su lanzamiento estuvo acompañado de discos en vinil y cocteles clásicos, para entrar en el mood de esa era.
Movimiento mecánico automático, 40 mm, fecha-día e indicador de reserva de marcha, caja en acero, esfera monocromática con doble efecto soleil opalino y correa en piel de aligátor.

Vacheron

Clifton Baumatic

Clifton Baumatic es un reloj preciso, durable y con movimiento propio de Baume & Mercier. En la conversación que tuvimos con uno de los relojeros de la marca, nos explicó que al desarrollarlo tomaron en cuenta las necesidades de los clientes actuales: protección al magnetismo que nos rodea y un sistema que permite que sus servicios no necesiten ser muy frecuentes. Es un modelo muy accesible, ideal para alguien que quiere empezar su colección en alta relojería.
Movimiento mecánico automático, 40 mm, caja en acero, esfera blanca con acabado en porcelana, correa en piel de aligátor negra.

Baume & mercier

Santos

Cartier revive al clásico modelo Santos creado en 1904 para el aviador brasileño Alberto Santos Dumont, que buscaba leer la hora durante el vuelo. El reloj se mantiene fiel a su forma original pero ha puesto énfasis en que su uso sea más cómodo y sus proporciones sean más adecuadas para el hombre actual.
Movimiento mecánico automático, 39.8 mm, caja y brazalete en acero, correa en piel de becerro intercambiable con sistema quickswitch y esfera opalina plateada.

Cartier

Luminor Due

Officine Panerai, la manufactura de Neuchâtel, enriquece su colección Luminor Due con nuevos modelos que reflejan elegancia deportiva y simplicidad. Con todos los elementos característicos de la marca, estas nuevas referencias que se presentaron en Ginebra tienen sofisticadas soluciones técnicas y un diseño minimalista con extraordinaria legibilidad, incluso en la oscuridad.
Movimiento mecánico automático, 45 mm, caja en acero, segunda zona horaria, indicador de reserva de marcha, correa en piel de aligátor marrón con pespunte de color beige.

Panerai

L.U.C Quattro

Chopard presenta una reinterpretación del reloj L.U.C Quattro, una pieza emblemática de su colección. Sutiles detalles le aportan un estilo depurado, elegante y distintivo. Más allá de sus extraordinarias características y su rendimiento como reloj, esta nueva pieza es un lujo para el gentleman contemporáneo. Edición limitada a 50 piezas.
Movimiento mecánico de carga manual, caja en oro rosa de 18 quilates de 43 mm, correa en piel de becerro azul con reverso de cocodrilo marrón. Reserva de marcha de 9 días.

Chopard

Seamaster 1948 Small Seconds

Lanzada en 1948, la línea Seamaster fue la primera familia de relojes de Omega. Fusiona la tecnología probada en los campos de batalla y un magnífico diseño. Estos relojes conquistaron el mundo de la relojería. Para conmemorar el 70 aniversario del Seamaster en 2018, esta pieza rinde homenaje a los clásicos relojes Omega de la posguerra. Un espléndido reloj que alude al pasado.
Movimiento Master Chronometer, caja en acero noble de 38 mm y bisel pulido, esfera convexa plateada opalina, pulsera de piel marrón y hebilla de acero noble pulido y cepillado. Ediciones limitadas.

Omega

1926

Como un homenaje a sus orígenes y tradiciones relojeras, Tudor presentó 1926, una colección de relojes mecánicos atemporales, clásicos y elegantes. El nombre sugiere el año en que The Tudor se registró como marca por el fundador de Rolex, Hans Wilsdorf. La filosofía que la firma ha tenido desde su creación se ve reflejada en piezas estéticas y de alta calidad técnica con un nivel de sofisticación que trasciende cualquier limitación aparente.
Movimiento mecánico de cuerda automática. Caja de acero con acabado pulido disponible en tres tamaños: 41, 39 y 36 mm. Esfera plateada y brazalete de acero.

Tudor

BR-X1 White Hawk

Son los colores de un jet, su diseño, fabricación y tecnologías innovadoras lo que inspiran a esta pieza aerodinámica presentada por Bell & Ross. Con su revolucionaria construcción, este precioso instrumento de medición combina los códigos estéticos viriles de la marca con el refinamiento técnico de la alta relojería de Bell & Ross.
Cronógrafo esqueletizado con movimiento mecánico automático, caja de 45 mm en titanio pulido con chorro de arena y cerámica blanca mate con inserciones de caucho. Correa en caucho y piel de becerro gris.

Bell & Ross